MIÉRCOLES, 31 DE ENERO DE 2007
La libertad económica en 2006
¿Usted cree que el Presidente Maduro conseguirá imponer una nueva constitución?
No
No sé

Ricardo Lecumberri






El Índice de libertad Económica es una herramienta muy útil para evaluar las categorías económicas anteriormente descritas, para en primer lugar, ubicar dónde nos encontramos y movernos hacia aquellos niveles de libertad económica deseados que nos permitan crear y acumular riqueza, y en segundo lugar, para poder asegurar, que sólo a través de la continua mejora en los niveles de independencia y libertad económica es como cada individuo, puede orientar sus esfuerzos a mejorar e incrementar su riqueza, bienestar y calidad de vida.


Untitled Document

El lunes 6 de marzo el Dr. Marc A. Miles, Director del Centro de Comercio Internacional y Economía (CITE), en The Heritage Foundation presentó en la Ciudad de México el informe anual del “Índice de Libertad Económica 2006: Un vinculo entre la oportunidad económica y la prosperidad” Este informe es realizado por el Dr. Marc A. Miles con la colaboración  conjunta del Dr. Kim R. Holmes, Vicepresidente de Estudios de Política Exterior y de Defensa, y Director del Instituto de Estudios Internacionales Kathryn y Shelby Cullom Davis, en The Heritage Foundation y Mary Anastasia O’Grady, Editora de la columna “Americas” y columnista Senior de la página editorial de The Wall Street Journal.

El Índice de libertad económica persigue el objetivo fundamental de identificar la dificultad en la que las personas se encuentran al querer alcanzar sus sueños así como sus necesidades, bajo el supuesto de que todas las personas, sin importar cuán pobres o ricas sean, tienen un sueño que va desde establecer un negocio hasta adquirir una casa, viajar, mandar a sus hijos a un buen colegio, comprar un auto o simplemente tener comida en la mesa todos los días.

El Índice de Libertad Económica es una medición empírica y sistemática del grado de libertad económica de 161 países, mediante una serie de criterios económicos. El estudio evalúa una lista de 50 variables independientes que se subdividen en 10 factores generales de libertad económica. Los puntajes bajos son los más deseados. Cuanto más alto es el puntaje en determinado factor, mayor es el nivel de interferencia del gobierno en la economía y menor el nivel de libertad económica de un país.

Estas 50 variables se agrupan en las siguientes categorías: 1) Política comercial; 2) Carga impositiva del Gobierno; 3) Intervención del Gobierno en la economía; 4) Política monetaria; 5) Flujos de capital e inversión extranjera; 6) Actividad bancaria y financiera; 7) Salarios y precios; 8) Derechos de propiedad; 9) Regulaciones; y, 10) Actividad del mercado informal.

El Índice de libertad económicaha documentado esta relación durante más de 12 años de investigación y análisis de las políticas económicas de más de 161 países. Publicado en forma conjunta por The Heritage Foundation y The Wall Street Journal, el Índice presenta un mapa de la libertad económica en todo el mundo y establece un punto de referencia a partir del cual es posible medir las oportunidades de que un país alcance el éxito en el plano económico. Siguiendo de cerca el proceso que conduce a la prosperidad económica, la publicación anual del Índice ha sido de gran utilidad para un amplio y variado público, que incluye a estudiantes, docentes, hacedores de políticas públicas, empresarios líderes, inversores y medios de comunicación.

La libertad económica habla sobre la gente. Cada día, en todo el mundo, las personas se levantan de la cama, se visten y deciden qué actividades realizarán a lo largo del día para sustentar económicamente a sus familias y hacer realidad sus sueños. Estos sueños pueden ser tan simples como la obtención de alimentos y un lugar donde vivir para sus familias. O bien puede ser algo mucho más extravagante, como un viaje alrededor del mundo. Lo importante es, no obstante, que algunos gobiernos facilitan mucho más la concreción de estos objetivos que otros. En un país económicamente libre, las personas cuentan con mayor capacidad para determinar sus aptitudes naturales, comprender cuál es la mejor manera de utilizarlas y concentrarse en lo que desean emprender. No ocurre lo mismo en un país económicamente controlado. En este caso, la gente lucha constantemente contra obstáculos, como la corrupción, el laberinto burocrático, las regulaciones o el estado de aislamiento de las oportunidades existentes en otras partes del mundo. Al tener que enfrentar enormes costos en cuanto a tiempo, dinero y esfuerzo para superar estos obstáculos, algunos empresarios simplemente se rendirán indignados. Esto no sólo trunca los sueños de los empresarios, sino que también elimina toda esperanza para los empleos que dichos empresarios podrían generar.

En la última versión del Índice de Libertad Económica, se observa que las economías menos libres, como Sudán, Corea del Norte y Burna, están entre las más pobres y menos dinámicas del escenario global. En cambio Hong Kong, Irlanda y Luxemburgo, que figuran entre los países con mayor libertad económica, son economías muy integradas a la economía global, están permanentemente mejorando su estructura económica, instituciones y políticas públicas y son de las más estables respecto al ciclo internacional.

De manera resumida, todo país que posee un mayor y más sólido compromiso con la libertad económica goza de una calidad de vida superior. No se puede sobreestimar la importancia de esta mejora en la libertad económica. Después de todo, la riqueza proviene de las acciones de la gente, no del accionar del gobierno, y cuanto más libres sean las personas para dirigir sus esfuerzos en las áreas en las que son más productivas, mayor será la creación de riqueza.

El Índice de Libertad Económica 2006 demuestra que la libertad económica es crucial para el desarrollo y el mantenimiento de una prosperidad sostenida en un mercado global integrado. Si un país desea mantener su competitividad y reaccionar positivamente a los constantes cambios de la economía global, el compromiso con la apertura de los mercados es fundamental. Los mercados reprimidos crean condiciones rígidas que condenan a los países a quedarse rezagados en cuanto a las innovaciones producidas en cualquier otro lado.

La libertad económica continúa avanzando en todo el mundo, la cantidad de personas que disfruta de los beneficios de esta expansión es cada vez mayor. El Índice de Libertad Económica 2006, muestra como todas las regiones, salvo Africa del Norte y el Medio Oriente, experimentaron avances significativos. América del Norte y Europa del Este registran la mayor ganancia regional neta, ya que la libertad económica mejoró en 33 países, mientras que sólo disminuyó en 10 economías. Austria, Armenia, Chipre y la República Checa están entre los países que se han dedicado más firmemente a generar una mayor libertad económica. Por su parte, la región de América latina y el Caribe mostró una ganancia neta de 10 países.

De acuerdo al Índice de Libertad Económica para este año, México se ubica en la posición 60 con un puntaje total de 2.83 (siendo el 1.00 la mejor calificación, equivalente a un país “libre”) correspondiente a una categoría de “Mayormente libre”. Cabe recordar que en 2005, México se ubicaba en el lugar 63, y a pesar de representar una mejora, ésta sigue siendo insuficiente si nos comparamos con países latinoamericanos y del caribe como Chile, el cual ocupa de acuerdo a este índice el lugar no. 14, seguido por El Salvador en el lugar no. 34, Trinidad y Tobago en el 42, Uruguay y Costa Rica en el 46, Panamá en el 49, Jamaica y Belice en el lugar 54 y 55 respectivamente.

En específico, México obtuvo los siguientes puntajes:

Política Comercial.- La política comercial se refiere al grado de oposición del Gobierno al acceso o al libre flujo de comercio exterior que puede afectar de manera directa la capacidad de un individuo de alcanzar sus metas económicas a través de la aplicación de impuestos arancelarios, limitando las opciones de los consumidores y su bienestar. México obtuvo un puntaje de 2.5 (nivel moderado de proteccionismo y estable con el periodo anterior).

Carga impositiva del gobierno.- se refiere a los impuestos sobre los ingresos, a los impuestos corporativos y cambios en el gasto gubernamental. México obtuvo una calificación general en este rubro de 3.8 (costo gubernamental alto). En este punto se mejoró con respecto al año anterior resultado fundamentalmente del descenso de la tasa máxima de ISR para personas físicas y morales a 30% en 2005.

Intervención del Gobierno en la Economía.- Este factor evalúa el uso directo de recursos escasos para los objetivos del Gobierno y el control gubernamental de esos recursos por medio de su posesión, es decir, mientras más alta sea la tasa de consumo del Gobierno (como porcentaje del PIB), mayores son los recursos que el Gobierno retira del mercado privado o libre. México obtuvo un puntaje de 3.5 (nivel alto y estable con el periodo anterior).

Política monetaria.- Califica la estabilidad de precios. México obtuvo un puntaje de 2 (nivel bajo de inflación y estable con el periodo anterior).

Flujos de capital e inversión extranjera.- Las restricciones a la inversión extranjera limitan la afluencia de capitales y, de esta manera, obstaculizan la libertad económica. México obtuvo un puntaje de 3 (barreras moderadas y estable con el periodo anterior).

Actividad bancaria y financiera.- Cuanto mayor sea el control que el Gobierno ejerza sobre los bancos, menos libertad tendrán éstos para canalizar recursos a la inversión productiva privada, reduciendo las oportunidades. México obtuvo un puntaje de 2 (nivel bajo de restricciones y estable con el periodo anterior).

Salarios y precios.- En una economía de libre mercado, los precios asignan los recursos donde son más utilizados. Cuando los precios se determinan libremente, los recursos van hacia su uso más productivo para satisfacer a los consumidores, no así cuando el Gobierno impone controles de salarios y precios, restringiendo la actividad económica. México obtuvo un puntaje de 2 (nivel bajo de intervención y estable con el periodo anterior).

Derechos de propiedad.- La capacidad para acumular propiedad privada es la principal fuerza impulsora en una economía de mercado y el Estado de Derecho es vital para el pleno funcionamiento de la economía de libre mercado, dando confianza a los ciudadanos para emprender actividades comerciales, ahorrar y hacer planes a largo plazo. México obtuvo un puntaje de 3 (moderada, en donde el sistema judicial es ineficaz y pueden existir casos de corrupción y estable con el periodo anterior).

Regulaciones.- Las regulaciones y restricciones son una forma de tributación que dificulta la creación de o el mantenimiento de nuevas empresas. México obtuvo un puntaje de 3 (moderado, los procedimientos de obtención de licencias son muy complicados y estable con el periodo anterior).

Mercado informal.- Los mercados informales son el resultado directo de la intervención gubernamental en el mercado, y en donde también el Gobierno no protege con firmeza los derechos de propiedad intelectual, o que no hacen cumplir las leyes existentes, fomentan la piratería y el robo de los productos. México obtuvo un puntaje de 3.5 (nivel alto de actividad y estable con el periodo anterior).

Finalmente, el Índice de libertad Económica es una herramienta muy útil para evaluar las categorías económicas anteriormente descritas, para en primer lugar, ubicar dónde nos encontramos y movernos hacia aquellos niveles de libertad económica deseados que nos permitan crear y acumular riqueza, y en segundo lugar, para poder asegurar, que sólo a través de la continua mejora en los niveles de independencia y libertad económica es como cada individuo, puede orientar sus esfuerzos a mejorar e incrementar su riqueza, bienestar y calidad de vida.

En palabras del Presidente de The Heritage Foundation, Dr. Edwin J. Feulner: “el desarrollo y el mantenimiento de la libertad económica es el único medio confiable para generar un ciclo positivo de crecimiento económico y prosperidad en una era de creciente globalización. Las medidas económicas tomadas con poca visión de futuro o la permanente intervención del Gobierno pueden interrumpir este ciclo positivo y, en el peor de los casos, reemplazarlo por un círculo vicioso de represión y pobreza. La clave reside en el compromiso y en la comprensión de los beneficios que dicho compromiso puede reportar”.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus