Pesos y contrapesos
May 27, 2020
Arturo Damm

Decrecimiento, preocupante

Sin el efecto coronavirus, la economía mexicana creció -0.8%, -1.8% y -2.6% en enero, febrero y marzo pasados respectivamente.

El crecimiento de la economía se mide por el comportamiento de la producción de bienes y servicios, con los que satisfacemos nuestras necesidades, y de la cual depende el empleo (para producir alguien tiene que trabajar) y el ingreso (a quien trabaja se le paga), de tal manera que, ceteris paribus, a mayor producción no solo mayor crecimiento de la economía, sino también más creación de empleos y más generación de ingresos.

Si la relación entre la producción de satisfactores, por un lado, y la satisfacción de necesidades, la creación de empleos y la generación de ingresos, por el otro, no es suficiente para reconocer la importancia de dicha producción, y por lo tanto del crecimiento de la economía, recordemos que el problema económico de fondo es la escasez, el hecho de que no todo alcanza para todos, menos en las cantidades que cada uno quisiera, y mucho menos gratis, y que una de las condiciones necesarias para minimizarla es que se produzca la mayor cantidad posible de bienes y servicios o, dicho de otra manera, que la economía crezca lo más posible. Por eso son preocupantes los resultados que, en materia de crecimiento, hemos obtenido en México desde el año pasado, consecuencia de las malas decisiones de la 4T, y que seguiremos conteniendo este año, consecuencia del efecto coronavirus y, nuevamente, de las malas decisiones de la 4T.

Según el Indicador Global de la Actividad Económica, en enero, febrero y marzo de 2018 la economía creció, respectivamente, 1.3, 2.2 y 2.8 por ciento, 2.1 en promedio. En enero, febrero y marzo de 2019, ya con la 4T en marcha, el crecimiento fue 0.9, 0.8 y menos 0.8 por ciento, 0.3 en promedio. En enero, febrero y marzo pasados, con la 4T avanzando, pero todavía sin el efecto coronavirus, que comenzó en abril con el cierre de las actividades económicas consideradas no esenciales, la economía creció menos 0.8, menos 1.8 y menos 2.6 por ciento, menos 1.7 en promedio.

Si consideramos el primer trimestre de los últimos tres años, este fue el crecimiento promedio de la economía: 2.1, 0.3 y menos 1.7 por ciento. De más a menos. Si consideramos los tres primeros meses de este año este fue el crecimiento: menos 0.8, menos 1.8, menos 2.6. De mal a peor.

Según las cifras definitivas del Producto Interno Bruto, PIB, durante el primer trimestre del año, comparado con el último trimestre del año pasado, la economía decreció 1.2 por ciento y, con relación al mismo trimestre del 2019, decreció 2.2 por ciento.

¿Qué se necesita para recuperar el crecimiento? Más inversiones directas. ¿Qué se necesita para que haya más inversiones directas? Que los empresarios recobren la confianza. ¿Qué se necesita para que la recobren? Que la 4T deje de ser la 4T. Saque cada quien su conclusión.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

El problema, para los dictadores, es que no pueden eliminar la libertad del ser humano. Sólo pueden prohibir su ejercicio, prohibición a la que se opone, precisamente, la libertad.

Othmar K. Amagi
Entrar
Encuesta de la semana
México es el 10° país con más habitantes en el mundo, tenemos altos índices de obesidad y de diabetes, así como de hipertensión, ¿cuál sería un resultado que pudiera considerarse un éxito en la estrategia implementada por el gobierno federal contra la pandemia de Covid-19?
Artículos recientes...
Isaac Katz
• 188 años
Arturo Damm
• ¿Cambio de postura?
Arturo Damm
• Gobierno neutral
Isaac Katz
• La otra tragedia