Colaboradores

Octavio Sanchez

Miércoles, 8 de julio de 2009
¿Qué pasó en realidad en Honduras?
El señor Zelaya esta muy lejos de tener la convicción democrática y el idealismo exaltado del Señor Obama, pero ambos conocieron el sabor de las normas de sucesión automática que las constituciones de sus respetivos países garantizan. Lo diferente fue que a uno le garantizó su instalación en el cargo y a otro su salida. Ambas constituciones tenían la misma preocupación: evitar que alguien se perpetúe en el poder.
• Honduras
El punto sobre la i

La prueba de la democracia no es si el pueblo vota, sino si el pueblo gobierna.

Gilbert K. Chesterton
Entrar
Encuesta de la semana
Comienza la LXV legislatura en la cámara de diputados, el PRI pinta para ser el “partido bisagra” de la misma, en su opinión:
Artículos recientes...
Jesús Galindo y Miguel A. Cervantes
• VOX y ese Quijote con mancha
Arturo Damm
• Más sobre competitividad
Ricardo Valenzuela
• Moral e integridad ¿también pagan?
Arturo Damm
• Competitividad 2021