JUEVES, 6 DE JULIO DE 2006
¿Ahora qué?

¿Usted considera que las acciones del actual gobierno concuerdan con sus propuestas de política industrial?
No
No sé



El punto sobre la i
“El dinero en efectivo es una garantía de libertad individual, por su eficiencia, versatilidad, irrastreabilidad y anonimato.”
Víctor H. Becerra


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Estancamiento sincrónico

Arturo Damm
• Riqueza

Roberto Salinas
• Libertad económica

Luis Pazos
• Cero crecimiento en 2019, ¿por qué?

Arturo Damm
• Empobrecimiento

Isaac Katz
• Competitividad

Ricardo Valenzuela
• La sarna del congreso de EU


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Roberto Salinas







“Hay que reconocer esa voz, esa tercera parte que hoy se encuentra profundamente desilusionado ante un resultado tan estrecho, ante un “ya merito” inexorable.”


Se pueden inferir dos cosas del pasado episodio electoral. Por un lado, el país se jugó su  futuro sobre dos modelos muy distintos de convivencia y sociedad civil. Por otro lado, se revela una realidad política inobjetable, independientemente del ganador final de la contienda: el país se encuentra profundamente dividido, en su concepción, como en sus expectativas, y, por supuesto, en sus preferencias electorales.

 

Los diferentes proyectos de vida de los opuestos representados tanto por Calderón, como por López Obrador, se pueden caracterizar como modelos de riqueza, donde uno da preferencia a la creación de riqueza, a las condiciones de crecimiento, mientras que otro da preferencia a la distribución de riqueza, a repartir lo que ya hay de acuerdo a una previa concepción de justicia social. Quizá, dadas las divisiones, la polarización tan evidente que se ha manifestado, habría que buscar una fórmula, o estrategia creativa, para darle forma a la necesidad de emprender el cambio con continuidad, pero de una manera que concilie lo que busca el modelo de repartición, que pueda dar salida a esa enorme frustración social que votó por un proyecto alternativo de nación el domingo pasado.

 

Este es, en nuestra concepción, el reto principal del próximo mandatario: ver más allá de la inútil dicotomía de derecha versus izquierda, proponer políticas públicas que se vendan en base al beneficio inmediato de los que menos tienen. Hay que reconocer esa voz, esa tercera parte que hoy se encuentra profundamente desilusionado ante un resultado tan estrecho, ante un “ya merito” inexorable.

 

Nuestra visión es que los retos del crecimiento, de la necesidad de las reformas, se enfrentan a un juego similar al dilema del prisionero, donde los jugadores, todos, hoy han perdido, con el ánimo de ganar todo. Son tres jugadores: el económico, que reclama una mejor estructura de incentivos, de facilidades; el político, que busca ganar terreno, ganar popularidad, que quiera quedar bien, a veces a costas de reconocer la verdad; el popular, que busca un retorno inmediato, independientemente de la lógica económica o incentivo político de las propuestas en turno, o defender el privilegio que ya disfruten, ya sea grande o chico. Quizá hay otros jugadores (por ejemplo, el corporativista), pero nuestro caso, los tres jugadores.

 

En este foro, y varios otros, nos hemos dado oportunidad de proponer ideas como la de adelantar los ingresos fiscales a las gentes mas necesitadas, derivados de un esquema de impuesto único, o de la eliminación de regímenes preferenciales. O, de crear esquemas de repartición de patrimonio, en el caso energético, que sean congruentes con la apertura del sector a inversión privada. Es decir, confiamos que con un poco de creatividad, sí se pueden combinar, y conciliar, las necesidades de los jugadores económico, político, y popular. Ese es, precisamente, el reto que enfrenta el próximo presidente de la república, de tal suerte que pueda reconocer, y respetar, las voces que quedaron al margen en estas contiendas electorales, sobre todo aquellas que manifestaron su apoyo por el gran atractivo popular del proyecto alternativo de nación.

 

Sobre estas ideas, en materia fiscal, energética, presupuestal, laboral, y jurídica, nos daremos lugar a detallar en este espacio, en futuras colaboraciones.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus