JUEVES, 17 DE AGOSTO DE 2006
Y llega la violencia

¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Isaac Katz
• Viejos pobres (I)

Arturo Damm
• Contubernio entre poderes

Víctor Hugo Becerra
• México: País de esclavos

Arturo Damm
• Los dos poderes

Manuel Suárez Mier
• Hacia la elección de 2020 en EU

Arturo Damm
• Empresarios

Asael Hernández
• ¿Cómo invierten los empresarios en épocas de bonanza económica y en épocas de crisis?


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Sergio Sarmiento







“Los políticos piensan que la gente aguantará pacientemente cualquier tipo de molestia y humillación a manos de otros políticos. Pero la experiencia nos dice que la exasperación puede llevar a situaciones de violencia.”


Era quizá inevitable que las cosas llegaran a la violencia en Oaxaca. Esto ocurrió finalmente este pasado 10 de agosto, cuando un integrante de la radical Asamblea Popular del Pueblo de Oaxaca fue muerto de un balazo en una de las múltiples manifestaciones que la APPO y la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación han llevado a cabo en esa ciudad en los últimos tres meses.

 

En el momento de escribir este artículo no hay plena certeza de quién disparó o por qué. Rogelio Pensamiento, vocero de la APPO, culpó de inmediato al gobernador Ulises Ruiz, cuya renuncia o destitución ha venido buscando este movimiento. No queda muy claro, sin embargo, qué ganaría el gobernador al darle a este grupo el mártir que tanto había venido buscando. Hasta este momento la acusación parece tener simplemente una motivación política.

 

Heliodoro Díaz Escárraga, el secretario de gobierno de Oaxaca, decía este viernes pasado que los hechos están siendo investigados por una fiscalía especial. Pero señaló que la información disponible sugiere que el dueño de una casa en el centro histórico, molesto porque los manifestantes pintarrajeaban nuevamente su casa, como lo habían hecho tantas veces antes, reaccionó con furia y después de algunos empujones recurrió a un arma de fuego.

 

Las circunstancias de los hechos deberán aclararse, por supuesto. Pero algunas lecciones se manifiestan incluso antes de tener toda la información en la mano. La versión de que un residente del centro de Oaxaca, exasperado por el bloqueo de casi tres meses y las constantes agresiones que han recibido los oaxaqueños de los manifestantes e integrantes de los plantones, es bastante probable.

 

No hay ninguna duda de que nadie debe tomar la justicia en propia mano y especialmente de una manera desproporcionada, como podría ser el homicidio de un manifestante que pintarrajea una casa. Pero tampoco puede soslayarse el hecho de que la gente que vive en el centro de la ciudad de Oaxaca, que ha resentido las agresiones de los manifestantes durante casi tres meses ante la inacción de la policía, está ya realmente desesperada.

 

Éste es un elemento que no toman en cuenta las autoridades que no se atreven a aplicar la ley cuando los grupos radicales llevan a cabo manifestaciones, plantones y bloqueos. Los políticos piensan que la gente aguantará pacientemente cualquier tipo de molestia y humillación a manos de otros políticos. Pero la experiencia nos dice que la exasperación puede llevar a situaciones de violencia. Por eso es importante tener gobernantes que tengan el valor de hacer cumplir la ley.

 

La situación puede ser similar en la ciudad de México. Mientras las autoridades capitalinas y federales se niegan a aplicar la ley, con el argumento de que esto generaría violencia, la exasperación de la gente que ve que los políticos abusan del espacio público y del tiempo de los ciudadanos se acumula. Y esto puede llevar a explosiones con el tiempo. Por eso es importante que las autoridades, que juran hacer cumplir la ley cuando toman su cargo, respeten realmente este juramento.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus