Foro libre
Nov 7, 2006
Edgar Piña

Hermosillo: Dos tareas

Hermosillo, después de casi una década de administraciones del Partido Acción Nacional, luce como una ciudad de infraestructura urbana obsoleta, deteriorada, deficiente y conflictiva.

La actual administración municipal de la ciudad capital que encabeza Ernesto Gándara Camou, mejor conocido como El Borrego, tiene dos tareas fundamentales o dicho de otra forma y visto en perspectiva, tiene que trabajar en dos enormes vertientes.

 

De acuerdo a nuestra modesta percepción el recién estrenado alcalde del antiguo Pitic está obligado a, por un lado, remediar los enormes rezagos que le dejara su intensamente publicitada antecesora, y por el otro, a promover la modernización que la “capital del noroeste” pide a gritos. Veamos.

 

Hermosillo, después de casi una década de administraciones del Partido Acción Nacional, luce como una ciudad de infraestructura urbana obsoleta, deteriorada, deficiente y conflictiva. Su aspecto  es  en general descuidado y sucio y le caracteriza un enorme, inmenso, interminable cinturón de pobreza, entreverado con fraccionamientos proyectados para familias poco exigentes a quienes no le preocupan las estrechas callejuelas, los pavimentos –cuando los hay- de bajísima calidad, los deficientes servicios de agua, drenaje, energía, transporte y seguridad.

 

En este rubro Ernesto Gándara tiene para entretenerse 48 horas al día y todavía le faltaría tiempo. Y recursos ni se diga.

 

La segunda tarea que tiene nuestro alcalde, como por ahí habrá escuchado estimado lector, lectora, consiste en proyectar la infraestructura y equipamiento mínimo para un Hermosillo del siglo XXI que ofrezca las condiciones básicas a una economía que se base en el enorme potencial del recurso humano preparado en los no pocos centros de educación superior disponibles.

 

En los dos gigantescos  campos de acción que la administración municipal actual tiene, se requiere de cantidades magníficas y calidades altísimas de recursos, voluntad y habilidad, que según se dice, no le faltan a nuestro presidente municipal.

 

La naturaleza fue pródiga con Ernesto Gándara al acompañar su toma de posesión con una excelente racha de lluvias que tuvieron la virtud de recargar acuíferos y presas, permitiendo entre otras cosas que se suspendieran los molestos tandeos que la anterior administración implantó para desagrado de los hermosillenses.

 

Recordemos, sin embargo, dos de los grandes rezagos que en materia de agua potable dejaron los políticos y políticas panistas que ocuparon el sillón municipal por tres trienios. Uno, la rehabilitación de la red de distribución y, dos, la implantación de una verdadera cultura del agua. Para el primero se necesitan obras costosas que al terminarlas no se ven –de ahí su falta de atractivo- y para el segundo se requiere de un esfuerzo colosal de educación y aplicación de la ley que involucra desgaste político, lo cual ninguno de los presidentes municipales quisieron enfrentar, puesto que en su corazoncito se albergaba el anhelo de llegar al otro palacio, al del Gobierno del Estado.

 

Por razones de espacio no nos extendemos en los otros temas sensibles para los hermosillenses como son los de infraestructura urbana, vialidad, transporte, seguridad, cultura, deporte y esparcimiento, pero que conste que cada uno de ellos por separado tiene un significado enorme a la hora de visualizar a Hermosillo como la ciudad capital que merece ser y como el centro de población que atraiga las inversiones necesarias para que se convierta en el polo de desarrollo que por ahí se dice que puede ser.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
¿Qué problema se debe resolver de manera prioritaria?
Artículos recientes...
Arturo Damm
• Cifras
Víctor Hugo Becerra
• México: ¡Exprópiese!
Arturo Damm
• ¡Ya basta de abusos!
Manuel Suárez Mier
• Liderazgos funestos
Arturo Damm
• ¿Cómo es posible?