MARTES, 28 DE NOVIEMBRE DE 2006
La urgencia del nuevo gobierno

¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• El misterio chileno

Arturo Damm
• Capitalismo de compadres (II)

Asael Polo Hernández
• ¿Liquidar o estabilizar?

Arturo Damm
• Capitalismo de compadres (I)

Ricardo Valenzuela
• Mexicanos, ustedes no merecen ser libres

Arturo Damm
• Capitalismos

Isaac Katz
• Viejos pobres (I)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Juan Carlos Leal







“A todos nos urge pero a nadie nos conviene que el estado de las cosas se sigua deteriorando, pero hay políticos que a eso apuestan, a destruir las instituciones y al país, a ellos también les urge.”


La prepotencia, las declaraciones a la ligera y las acciones sorpresivas de último minuto son la marca de los últimos días de los políticos que abandonan el cargo, de Fox a Encinas, todos los que ya saben que se van cometen una serie de actos impropios e incluso obscenos con lo poquito que les queda de poder. Para colmo la torpeza de estos actos reactiva la ya “eterna campaña“ de López contra Calderón.

 

Y es que no más baste recordar lo desaguisados de las últimas semanas del presidente saliente, desde la melancolía por el rancho al no salirse de Los Pinos o las declaraciones torpes ante las cámaras o el sinsentido de mantener al vocero anti–todo, sociedad, Fox, la economía, los partidos, todos han construido un consenso en su contra. Pero lo que queda claro es que a la sociedad mexicana le sobra un Presidente formal.

 

Luego está, por orden de molestia, el Jefe de Gobierno capitalino que se ha convertido en una verdadera tragedia para su partido, para los ciudadanos y sobre todo para el gobierno de la ciudad, resulta que llama mentirosos a los que protestan contra sus obras inconclusas, da lecciones de todo al gobierno federal, hasta felicita a Hugo Sanchez, pero lo único que no hace es cumplir con su responsabilidad de gobernar, no acepta que la ciudad es violenta, no acepta que la ciudad es mal gobernada, no acepta que le debe el dinero de los contribuyentes a los que pusieron lonas para apoyar a su parido y a su jefe, no acepta al presidente electo, no acepta que ya se le está haciendo tarde para irse. La verdad es que es más que lamentable que el “gordo Encinas” intente ejercer un gobierno a todas luces autoritario cuando nadie votó por él, la mayoría de los que votaron en el 2000 votaron por su mentor y é lo dejo al frente del gobierno, pero nadie nos preguntó, ni siquiera a los órganos legislativos, sólo lo nombró y la verdad que nos urge que se largue o que se calle la boca.

 

Nos urge que se vayan todos lo implicados en el caso Oaxaca, desde Ulises Ruíz hasta Abascal y Medina Mora, pasando por toda la innombrable APPO, pero la verdad es que el tema no sólo ya cansó sino que no tiene solución ni política, ni humana, ni divina, parece que todo es asunto de tomar el poder por la vía revolucionaria. Pero que por favor se vayan.

 

Nos urgen que se vayan los secretarios que se dicen sorprendidos por los aumentos, que se vayan los burócratas que por no hacer nada no se les va a extrañar, nos urge que se vayan los que a todas luces tienen sus opciones fuera de México pero que al fracasar se apuntan a permanecer, en fin se trata de que la limpia en un mal gabinete sea profunda.

 

Pero lo lamentable de este resumen de prensa es que todos los problemas permanecen y se incrementan conforme pasan los días. Pero la visión, me imagino, de nuevo gobierno es la contraria, a ellos no los urge, a ellos les sigue faltando tiempo para hacer las cosas como quieren, pues ya saben que lo único que heredarán son problemas y muchas deudas sociales y políticas, es decir el fracaso de Fox. Pero además, lo que a los ciudadanos nos ha parecido un largísimo proceso postelectoral, marchas, plantones, appos y procesos judiciales incluidos, a ellos les ha parecido muy poco tiempo, pues mientras Fox y su equipo gozaron de todo el tiempo para planear lo que luego no hicieron, a éstos se les ha ido en que tardaron casi 40 días en ser reconocidos, por lo que no pudieron planear mucho, luego muchos días en ir al extranjero a tratar de venderse como un opción institucional, defenderse de los ataques de López y del PRD, negociar un gabinete, negociar una toma de protesta, negociar un presupuesto, negociar con partidos, con legisladores, con los medios, por eso creo que mientras a nosotros nos urge a ellos les gustaría que fuera más lento, es decir, lo único que piden es lo que no tienen: tiempo.

 

El resultado seguro de todo esto es que las especulaciones sobre cualquier medida del Presidente Calderón se magnificarán y la expectativa de la sociedad y sobre todo de los opositores se disparará al momento de la toma de protesta, mientras que Calderón ha pedido tiempo para hacer los cambios correctos y bajar las expectativas de cambios rápidos. Así pues a todos nos urge pero a nadie nos conviene que el estado de las cosas se sigua deteriorando, pero hay políticos que a eso apuestan, a destruir las instituciones y al país, a ellos también les urge.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus