LUNES, 18 DE DICIEMBRE DE 2006
Rasgos del monopolio telefónico

¿Usted participará en la consulta sobre la construcción del nuevo aeropuerto en la ciudad de México?
No



“Si imprimir dinero ayudase a la economía, falsificar moneda debería ser legal.”
Brian Wesbury

Manuel Suárez Mier







“Antes de que Carlos Slim obtuviera el control de Telmex, ocupaba el lugar 68 en la lista de los más ricos del planeta que elabora la Revista Forbes. Hoy es el número 3, brinco que es improbable sin un monopolio.”


El lúcido análisis de Rafael del Villar que cité el viernes (Competencia y Equidad en Telecomunicaciones) disipa cualquier duda que pudiera haber sobre el poder monopólico que ejerce Teléfonos de México y los costos económicos que ello impone sobre los consumidores de sus servicios.

 

Sin embargo, la principal responsabilidad de la existencia de ese monopolio es del gobierno que no ha regulado con efectividad su operación, lo que ha impedido el acceso de contendientes en condiciones apropiadas de competitividad.

 

A continuación entresaco algunos pasajes pertinentes del trabajo de del Villar.

 

Un aspecto central en la apertura a la competencia de industrias de redes es el relacionado con las reglas de interconexión prevalecientes. En lo que a la interconexión de los operadores de larga distancia con Telmex se refiere, y si bien han existido importantes reducciones en la tarifa de interconexión del inicio de la competencia en 1997 a la fecha de 2.6 centavos de dólar por minuto a 0.975 centavos de dólar, tanto para la tarifa de interconexión de larga distancia nacional como internacional, el país acumula un retraso de ya casi 6 años respecto de la obligación de la empresa de dar interconexión en todas las centrales con capacidad de enrutamiento, lo cual es técnicamente posible desde el año 2000.”

 

Respecto a la interconexión con las líneas celulares, del Villar afirma que:

 

“La tarifa de interconexión que Telmex paga a las empresas de telefonía móvil por el esquema ‘El Que Llama Paga Local’ ha tenido un desempeño mucho menos favorable. Arrancó en 1999 en 19 centavos de dólar y actualmente es de 14 centavos dólar. En una llamada de un teléfono fijo a uno móvil, Telmex cobra al consumidor la tarifa de interconexión que entrega al operador móvil así como una tarifa por facturación cobranza equivalente a poco menos del 30% de la tarifa de interconexión, en adición al cargo de una llamada local.”

 

Respecto al servicio de banda ancha, esencial para el manejo rápido y eficiente de la información transmitida por internet, el estudio citado señala que:

 

“En México la carencia de una política en la materia ha estado ocasionando importantes rezagos en la adopción de este servicio. La industria de televisión por cable obtuvo la autorización para ofrecer banda ancha hasta 2003. No existe una política de desagregación de la línea de abonado local y Telmex prohíbe que sus usuarios de banda ancha la utilicen para obtener servicios de voz que les resultaría significativamente más barato…una adecuada administración por parte del Estado del espectro radioeléctrico también es importante. A la fecha las asignaciones del espectro se han concentrado en muy pocos jugadores. En ocasiones pareciera que los jugadores obtienen el espectro para almacenarlo y evitar que terceros lo obtengan y ofrezcan servicios o que lo obtienen para revenderlo a los principales operadores.”

 

Después de escudriñar los estudios que se han hecho sobre las tarifas de los servicios telefónicos del país comparados con los del resto del mundo, incluidos dos que mandó hacer Telmex que previsiblemente le resultan favorables, del Villar concluye que el poder monopólico de la empresa es indudable.

 

La investigación citada colige también que una posibilidad de defensa de los consumidores frente a los abusos del monopolio telefónico es dándoles la facultad de realizar demandas judiciales de grupo, lo que en inglés se llama class action lawsuits, mediante la modificación de la legislación vigente.

 

Un dato adicional resulta persuasivo. Antes de que Carlos Slim obtuviera el control de Telmex, ocupaba el lugar 68 en la lista de los más ricos del planeta que elabora la Revista Forbes. Hoy es el número 3, brinco que es improbable sin un monopolio aún para un genio empresarial como Slim.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus