MARTES, 8 DE NOVIEMBRE DE 2005
Chile, la herencia del Bienamado

¿Usted considera que la propuesta de otorgar una renta de 10 mil pesos al año a cada ciudadano es una buena idea para erradicar la pobreza?
No
No sé



“La inflación no es una catástrofe de la naturaleza ni una enfermedad. La inflación es una política.”
Ludwig von Mises

Hermógenes Pérez de Arce









“Por supuesto que se debe cambiar este modelo socialista de mercado laboral, que sólo garantiza la miseria de los más pobres.”


Santiago de Chile (AIPE)- El presidente de los grandes empresarios chilenos ha informado al país que éstos, literalmente, “aman” al actual gobernante, Ricardo Lagos. Tanto, que le están buscando un condigno destino para dentro de cuatro meses y algo, cuando deba dejar el poder. Este idilio presidencial con el cinco por ciento más rico de los chilenos es explicable porque éstos han visto aumentadas sus utilidades y, según la encuesta Casen 2003, no sufren desempleo, dado que entre ellos éste es apenas dos por ciento, es decir, inferior a la “tasa natural”, considerada sinónima de pleno empleo.

 

¡Qué distinto es todo en el otro extremo del espectro socioeconómico! Según la misma encuesta Casen 2003, el cinco por ciento más pobre tiene una tasa de desempleo de 48,7 por ciento, es decir, casi uno de cada dos de esos pobres está cesante.

 

Algunos dicen que “hay que cambiar el modelo de libre mercado” porque la distribución del ingreso es “escandalosamente” desigual. ¿Qué libre mercado es éste, que prohíbe ofrecer libremente su trabajo al grupo más pobre de la sociedad, estableciendo normas obligatorias e irrenunciables que hacen imposible su contratación?

 

Por supuesto que se debe cambiar este modelo socialista de mercado laboral, que sólo garantiza la miseria de los más pobres. ¿Cómo no van a tener ingresos 15 o 20 veces menores que los más ricos, si sufren de 24 veces más desempleo? ¿Qué democracia es ésta, que ni siquiera los deja mandarse a sí mismos? ¿Cómo va a ser éste el “gobierno del pueblo” si a cada miembro del pueblo se le prohíbe contratar libremente? Ni aun el desesperado que exhibe un letrero ofreciendo trabajar a cambio de comida tiene posibilidad de lograrlo, porque la ley socialista lo veda.

 

El escandaloso desempleo de los más pobres es el preciso resultado de las políticas del Bienamado y sus antecesores de la Concertación, que han hecho lo necesario para encarecer la contratación de trabajo, y de este modo han alentado su reemplazo por capital.

 

Pero este reemplazo sólo lo pueden hacer las empresas grandes, que tienen capital. Las pequeñas son, por definición, poco capitalizadas y, por lo mismo, intensivas en mano de obra. Así, han sido llevadas por el Bienamado a una situación crítica. ¿Consecuencia? Lo hemos leído en una reciente columna de Pablo Baraona en el diario “La Segunda”: durante los cinco años de gobierno de Lagos han cerrado 850 mil pequeñas empresas.

 

En Chile, el 80 por ciento de los empleos lo ofrecen éstas y las medianas, y sólo el 20 por ciento las que “aman” al gobernante. Peor aún, las grandes están haciendo constantemente “reingenierías” para reducir todavía más su contingente laboral, lo cual es perfectamente racional porque la legislación ha convertido al trabajo en un factor de producción caro en relación con el capital.

 

Esta pesada herencia de pobreza y cesantía, que el Bienamado de las grandes empresas deja a los pobres y a las más pequeñas, es el amargo fruto de sus reformas laborales, de su reforzamiento de controles que hostigan a los empleadores, del incremento de las indemnizaciones por despido, de las mayores cotizaciones por seguro de desempleo y de las alzas del salario mínimo. Y el Bienamado se propone todavía engrosar esa herencia con una nueva legislación para la judicatura laboral que acentuará el sesgo contra los empleadores y establecerá sobre ellos más penalizaciones.

 

Ojalá lo suceda alguien que, además de querido por la gran empresa, lo sea por los pobres hoy cesantes y que al término de su gobierno éstos hayan encontrado trabajo gracias a habérseles dado la libertad, de que hoy carecen, para contratar.

 

___* Analista político chileno.

© www.aipenet.com

 


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus