MIÉRCOLES, 14 DE FEBRERO DE 2007
¿Cyberpuerto para CyberSonora?

El PIB en todo 2019 se contrajo -0.1%. Dado que la política económica de este gobierno no cambiará, ¿cuál es su pronóstico para 2020?
<0%
Entre 0% y 1%
>1%



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Venenosa propaganda en Chile

Arturo Damm
• IED, de mal en peor

Luis Pazos
• Escasez de medicinas en hospitales públicos

Arturo Damm
• El PIB: monto y composición

Ricardo Valenzuela
• El nuevo bufón de América Latina

Arturo Damm
• PIB, cifra definitiva

Isaac Katz
• Viejos pobres (II)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Ricardo Valenzuela







“Utilizando tecnología de seguridad y óptica de lo más avanzada del mundo, en este puerto que se pretende ubicar en la falda de Nogales, será posible la revisión de un camión en 15 minutos, lo cual en estos momentos toma en promedio 5 horas. Los camiones que se adhieran a este programa, en su punto de partida recibirán un sello identificándolos y no sean molestados en su ruta.”


“El comercio, la industria y la navegación, los pilares de la prosperidad, son más eficientes bajo el manejo de empresarios libres.”

Thomas Jefferson

 

 

La inmortal frase de Benito Juárez definiendo su pensamiento liberal: “El respeto al derecho ajeno es la paz,” por razones incomprensibles sería mutilada y desvirtuada. Pero si recurrimos a la cirugía reconstructiva de la historia, nos develará el total de su contenido y su poderoso mensaje desconocido durante tanto tiempo: “El respeto al derecho ajeno es la paz, el desarrollo de la industria, el comercio y la prosperidad de los pueblos.”

 

Sin embargo, en los casi 200 años posteriores de su afirmación, a pesar de haber morado en boca de la demagogia, se ha transitado hacia la dirección opuesta. De la misma forma Hugo Chávez manipula la memoria de un liberal del calibre de Simón Bolívar, en México mancillamos la memoria de Juárez llegando a la osadía de, dolosamente, editar la frase más gloriosa de su repertorio.

 

Después de siglos ignorando el respeto al derecho ajeno, de mantener con ceguera un país hermético al comercio y a la importación de ideas diferentes al mercantilismo de quienes paralizaran la patria; Cuando el desarrollo de la industria, comercio y la prosperidad del pueblo naufragaran, se iniciaba un tímido cambio.

 

En 1988, cuando Salinas tomara las riendas del país, el comercio bilateral de México y los EU escasamente alcanzaba los $10 billones de dólares. El año 2,000, solamente por la frontera de Nogales, cruzaban productos mexicanos con un valor superior a los $10 billones, y se estima el año pasado la cifra coqueteó con los $13 billones. Los mercados de EU, en estos momentos, vorazmente absorben aproximadamente $200 billones de productos mexicanos.

 

Pero ante este impresionante crecimiento cuya tendencia continúa apuntando hacia el infinito, este histórico proceso empieza ya a enfrentar graves contratiempos. Las nuevas barreras a esta libertad de comercio, no provienen de las trincheras donde habitan los tradicionales proteccionistas estilo Los Tres Chiflados de Venezuela, Bolivia y Ecuador.

 

El novedoso virus que ahora ataca al libre comercio, es gestado en el capullo de la burocracia federal esgrimiendo su argumento de la seguridad mundial. El caso de Nogales es realmente patético. Son más de 300,000 camiones los que cada año cruzan productos mexicanos a los EU, para luego regresar $15 billones de dólares en divisas. Sin embargo, en lugar de facilitar y estimular su libre tránsito, los heroicos chóferes de dichas maquinarias enfrentan un verdadero vía crucis.

 

El día de ayer, en el retén militar ubicado en las medianías de Benjamín Hill, se provocó una línea de camiones en espera de revisión extendiéndose más de 10 Kms. Además, el promedio de espera alcanzaba varias horas con la correspondiente pérdida que ello representa. Pero luego de emerger de esa fellínica situación, debieran enfrentar otra similar en las medianías de Nogales. Salvando ese segundo purgatorio, es cuando se inicia el verdadero infierno. Para cruzar la frontera a los EU, deben de esperar no solamente horas, en algunas ocasiones varios días. Se estima que del valor total de lo exportado, estas cadenas burocráticas producen pérdidas de un 10%. (Más de 1,000 millones de dólares)

 

Sin embargo, el ingenio del ser humano siempre acude a estas citas. Hace varios meses, fui invitado a participar en un grupo bilateral compuesto por científicos, empresarios, expertos en seguridad, políticos responsables, para buscar solución a esta amenazante problemática. Después de infinidad de horas de reflexión, de consultas y trabajo, creo puedo afirmar el mercado ha encontrado una inteligente solución. ¡Ahora, en el país de las zancadillas, veremos si es posible implementarla!

 

Se me ha solicitado el coordinar las acciones de este conjunto de actores—mexicanos y norteamericanos—para iniciar los trámites que deban confluir en la construcción de lo que ha sido bautizado como: “El Cyberpuerto de apoyo y revisión.” Utilizando tecnología de seguridad y óptica de lo más avanzada del mundo, en este puerto que se pretende ubicar en la falda de Nogales, será posible la revisión de un camión en 15 minutos, lo cual en estos momentos toma en promedio 5 horas. Los camiones que se adhieran a este programa, en su punto de partida recibirán un sello identificándolos y no sean molestados en su ruta.

 

A su arribo a Nogales, deberán pasar por lo que podríamos describir como una resonancia magnética, tecnología especial que se conoce en pocas partes del mundo, para luego recibir un sello final que les permita cruzar a los EU por un puerto especial en aproximadamente 20 minutos. Los miembros de este programa deberán pagar una cuota la que, en relación al valor de lo transportado, es realmente insignificante pero redituable para sus propietarios.

 

Este proyecto está avalado y en gran parte será financiado por importantes brazos del gobierno federal de los EU, como el Departamento de Seguridad Interna, el Departamento de Estado, el Departamento de Comercio, la Agencia de Seguridad Nacional, Eximbank etc. Siendo un proyecto privado en el área de seguridad nacional, por disposiciones del gobierno de los EU, los propietarios y operadores deberán ser mexicanos pero entrenados y asesorados por científicos norteamericanos miembros del grupo, quienes tienen larga trayectoria de cooperación con agencias de seguridad.

 

La construcción de este cyberpuerto, deberá ser también un detonador importante para que Guaymas, como lo ha expresado el gobernador Bours, se convierta en un puerto de alto calado alternativo para los saturados destinos de Los Ángeles y Long Beach puesto que, uno de los “pero” considerado, ha sido expresado en el sentido de que, la posibilidad de que el tiempo ahorrado desembarcando en Guaymas, se perdiera luego tratando de cruzar la frontera en el vía crucis presente.

 

En las mismas instalaciones, se pretende establecer una incubadora de pequeños negocios patrocinada por uno de los empresarios, en el área de tecnología, más exitosos del mundo en sociedad con una prestigiada Universidad y un fondo de inversión.

 

Pienso que Nogales, como el cyberpuerto de México, además de Sinaloa, podrá captar importantes exportaciones de estados como Jalisco, Colima, Guanajuato, que tradicionalmente han utilizado El Paso cuyo número de cruces es casi cuatro veces superior a Nogales y, por lo mismo, el problema se multiplica. En su momento, las exportaciones hacia EU de países como Chile, Perú y gran parte de países centroamericanos, utilizando el nuevo puerto de Guaymas. Todo ello deberá convertirse en potente inyección para la economía de Sonora, y Nogales… la ciudad cibernética de México.

 

• Burocracia

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus