Otros artículos
Jun 26, 2007
Ernesto Soltero

La Copa América Bolivariana

El pasado 15 de Junio del 2007, octavo año del Comandante Presidente, primero de la construcción del socialismo del siglo XXI y 49 del ascenso al poder de nuestros antepasados proto-chavistas, es decir, los adecos; presentamos una propuesta revolucionaria para mejorar el rendimiento de nuestra selección en la copa América, la cual incluye además una serie de normas de corte socialista, endógeno, colectivista y bolivariano para convertir al fútbol en un deporte más justo.

El fútbol, corrompido desde sus inicios por la burguesía, no sólo se ha convertido en un negocio, sino que fomenta la desigualdad entre los equipos. Hechos tan escandalosos como las goleadas de un seleccionado más fuerte hacia otro más débil resultan bastante aberrantes. Todo esto sazonado con la existencia de los grandes jugadores, quienes no son más que unos individualistas, verdaderos monopolizadores del talento.

 

En muchos países la desigualdad entre los equipos es tan inhumana que existen clubes de segunda y tercera división, lo cual genera malestar en los más pequeños. La culpa, obviamente, es de equipos como el Real Madrid, quienes descaradamente compiten y humillan a sus adversarios. Tienen la culpa de que los equipos más débiles no sean campeones de liga. Los árbitros tampoco ayudan, porque no aplican mecanismos que permitan igualar a los seleccionados más humildes con los de mayor tradición.

 

Traemos entonces una propuesta de fútbol[1] socialista, endógeno, colectivista y bolivariano, aplicable por primera vez a un torneo: la copa América. Nuestra misión es acabar con ese mal llamado “competencia” y fomentar su contraparte: “la incompetencia”. A continuación nuestras reglas para la Copa América Bolivariana:

 

1)      Uso obligatorio de grilletes para los jugadores de Argentina y Brasil. De esta forma ambas selecciones estarán al nivel de otros equipos más modestos, caracterizados por tener menos agilidad con el balón. Equipos como Chile o Uruguay, un poco más débiles, deberán usar grilletes un poco menos pesados. Los grilletes no serán necesarios para la gloriosa selección venezolana, salvo en casos excepcionales como Juan Arango.

 

2)      Cada equipo, por solidaridad con su oponente, deberá hacer, luego de cada gol contra su adversario, un autogol. El no hacerlo será sancionado, y será considerado una traición al nuevo código socialista de ética deportiva.

 

3)      Así mismo, cada seleccionado de la copa América deberá contar al menos con un jugador titular de Brasil o Argentina, pero definitivamente ninguno podrá contar con Ronaldo o Lionel Mesi.

 

4)      De no existir un empate (cosa casi imposible gracias a nuestras normas proteccionistas), la selección perdedora clasificará también a la siguiente fase.

 

5)      En caso de que un equipo esté perdiendo por goleada, el árbitro le regalará un cupón a los perdedores con la cantidad de goles necesarios para poder empatar. Ese cupón se le presentará al arquero del equipo contrario para que, voluntariamente, acepte la mínima cantidad de goles para que el otro equipo empate. Si el portero o la selección contraria no acepta recibir los goles, será sancionado y expulsado del torneo.

 

6)      Se autoriza a los árbitros para intervenir en el juego, en calidad de futbolistas, a favor del equipo que vaya perdiendo. De esta manera habrá una ventaja de 12 a 11 como mínimo, a favor del equipo más incompetente.

 

7)      Cualquier persona, sin importar edad, raza, condición social, falta de agilidad o discapacidad física podrá formar parte de la cualquier selección. El público mismo, asistente al stadium, podrá intervenir en el partido (de fútbol, por supuesto). Para ello deberá pedir un ticket numerado, en las sedes de la FVF (Federación Venezolana de Fútbol), luego de presentar fotocopia de la cédula, foto carnet y credencial del PSUV. El interesado deberá asistir de Lunes a Miércoles, en horario corrido hasta las 2pm por las oficinas de la Federación, y esperar ser llamado el día del partido para que cumpla su labor como jugador, luego de inscribirse en nuestra página web y esperar un correo del comité organizador del campeonato en 90 días hábiles.

 

8)      Todas las selecciones nacionales clasificarán a la final, recibiendo cada una su propio trofeo, el cual los acreditará como campeones, además de un pago distribuido equitativamente entre sus jugadores. El comité organizador de la copa, debido a su labor intelectual en pro del deporte, cobrará una suma mayor en base a sus méritos. Un trofeo más grande será entregado a la Selección Venezolana de Fútbol por su condición de sede, y por haber implantado el socialismo dentro de su respectiva área deportiva.

 

Firmado: Comité Organizador de la Copa América Socialista, Endógena y Bolivariana 2007. A los 15 días del mes de junio 2007. Año 30 del juramento del EBLPV, 25 del juramento del Samán de Guere, 15 de la rebelión militar de febrero, 8 de la revolución bolivariana democrática electoral, 7 de la Quinta República, 4 de la segunda religitimación, y primero de la construcción del socialismo del siglo XXI.

 

 

 

 



[1] El término “fútbol”, anglicismo derivado de “football”, será modificado próximamente por otro término más nacionalista y venezolano. La palabra “balompié”, utilizada por los españoles queda descartada como opción, puesto que pertenece a un país imperialista del cual nos libraron nuestros revolucionarios blancos criollos y mantuanos del siglo XIX. La opción, posiblemente será la palabra “patebola”.

• Venezuela


Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
Más de 10,000 muertes por Covid-19 en México y la curva sigue en fase ascendente. El INEGI estima con su ETOE en 12 millones el número de personas que han perdido su trabajo, ¿se debe seguir manteniendo la economía cerrada?
Artículos recientes...
Ricardo Valenzuela
• El bien vs el mal
Arturo Damm
• 12.5 millones
Krishna Avendaño
• Desesperación en el imperio
Arturo Damm
• Desconfianza
Arturo Damm
• Visión panorámica