JUEVES, 28 DE JUNIO DE 2007
Nuevos horizontes entre idiotas, senilidad y violencia

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Propaganda, censura y autocracia

Arturo Damm
• Progreso social, ¿hacia dónde?

Luis Pazos
• Pemex: ideologías contra aritmética

Arturo Damm
• Afirmaciones falaces

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)

Arturo Damm
• ¿Otra tenencia?

Víctor Hugo Becerra
• El gobierno de López Obrador, un fracaso


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

B. Sanchinelli y D. Martínez







“Los vínculos políticos y económicos entre Irán y Cuba no son nuevos; pero en los últimos meses se han profundizado. Para algunos analistas el gobierno del venezolano, Hugo Chávez, tiene mucho que ver en el asunto.”


Los vínculos políticos y económicos entre Irán y Cuba no son nuevos; pero en los últimos meses se han profundizado. Para algunos analistas el gobierno del venezolano, Hugo Chávez, tiene mucho que ver en el asunto.

 

Con una gruesa cartera de petrodólares, millonarias reservas petroleras y un país virtualmente secuestrado, Chávez está haciendo las veces de protector y garante de su padre ideológico, Fidel Castro.

 

Por eso, no es de extrañar que su reciente visita a Cuba coincidió con la presencia en La Habana de una numerosa delegación de Irán que, entre otros acuerdos, le otorgó a la dictadura castrista una generosa línea de crédito de $200 millones de dólares.

 

Del dinero no habla el diario Granma. Parece que la dictadura considera que es mejor que los cubanos sigan pensando que sus limitaciones materiales son provocadas por el “feroz embargo norteamericano a Cuba”.

 

El órgano oficial del Partido Comunista de Cuba, al consignar la noticia, se limitó a “informar” que las relaciones entre los dos países son “excelentes” y que las delegaciones de ambos Irán y Cuba desarrollaron “dos días de intensos trabajos”. Por supuesto, Granma, destacó en primera plana el encuentro que no podía faltar:

 

“El General de Ejército Raúl Castro Ruz, Segundo Secretario del Partido, recibió en horas de la tarde de ayer, al Doctor Alí Reza Tahmasbi, ministro de Industria y Minas de la hermana República Islámica de Irán”, dijo Granma el viernes.

 

Creo que vale la pena “disfrutar” del texto oficial antes de comentar otros aspectos más sustanciosos que, por su puesto, no dice Granma:

 

“En el curso de la entrevista se produjo un profundo y amistoso intercambio de opiniones sobre la marcha de las relaciones bilaterales que fueron calificadas de excelentes, además de examinar los resultados alcanzados durante los dos días de intensos trabajos en el contexto de la Sesión de la Comisión Intergubernamental cubano-iraní, cuya delegación presidió el ministro Tahmasbi, donde ambas partes confirmaron las potencialidades existentes para continuar impulsando las relaciones económicas y de cooperación.

 

“Acompañaron al Ministro iraní, el Señor Seyyed Mojtaba Hashemi, diputado del Parlamento, y el Señor Mostafá Alai, embajador designado.

 

“Por la parte cubana estuvieron presentes los compañeros Carlos Lage Dávila, secretario del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros; Felipe Pérez Roque, ministro de Relaciones Exteriores; Ricardo Cabrisas Ruiz, ministro de Gobierno, y William Carbó Ricardo, director interino de África Norte y Medio Oriente del MINREX”.

 

Hasta aquí el comunicado oficial.

 

A esa información oficial que Granma entregó a sus lectores de la isla, habría que precisar que se suscribieron documentos para el intercambio de información en prospección geológica y explotación minera, suministro de una nueva línea de producción de traviesas ferroviarias, y el sometimiento a pruebas del auto ligero SAIPA, de posible uso en la flota de taxis.

 

Otros acuerdos sucritos por el ministro cubano de Gobierno, Ricardo Cabrisas, y el ministro de Industria y Minas de Irán, Alí Reza Tahmasbi, tienen que ver con el campo de la biotecnología. En concreto se comenzaron conversaciones para la posible utilización de las capacidades industriales de una moderna planta de productos biotecnológicos, que se inauguró recientemente en Irán con tecnología cubana.

 

Cuba quiere que Irán coopere en el mercadeo de los productos farmacéuticos de la isla en la región del Medio Oriente y Europa.

 

La cooperación entre ambos países se extenderá también a los sectores de la agricultura, la pesca y la industria azucarera, entre otros. Además, se firmaron “tres memorandos de entendimiento” relacionados con el suministro de equipamiento y accesorios para redes de abasto de los acueductos y tecnología para la construcción de presas, así como elementos para la ampliación y modernización de la industria cubana de riego.

 

Incluso, hasta los refrigeradores domésticos tuvieron su parte en las negociaciones, ya que se firmó un acuerdo para importar de Irán partes y piezas de repuesto para la producción de refrigeradores en la isla.

 

En el 2006, el intercambio comercial de Cuba con Irán ascendió a 5.4 millones de dólares, según datos oficiales cubanos. Las exportaciones cubanas al mercado iraní incluyeron fundamentalmente productos farmacéuticos y las importaciones se centraron en equipos de ferrocarril y maquinaria agrícola.

 

Cuba e Irán han firmado 31 acuerdos comerciales y dos están en proceso de negociación, mientras que está previsto un nuevo convenio para otorgar preferencias arancelarias a las importaciones de Irán y a las exportaciones de la isla caribeña hacia ese país. El presidente interino de Cuba, Raúl Castro, recibió el pasado 23 de abril al ministro de Exteriores de Irán, Manuchehr Mottaki, al término de una visita oficial de dos días a la isla.

 

Habrá que ponerle atención a este interesante desarrollo geopolítico. Cualquier tipo de régimen, por muy contrario al mercado que sea, requiere de capitalización directa para llevar a cabo sus fines políticos. No perdamos de vista esta realidad.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus