Interamérica hoy
Jul 31, 2007
R. Bottome y N. Parra

Venezuela, entrega a pedazos

De 11 mil industrias que existían en Venezuela en 1998, quedan menos de 7 mil y el número de empleos perdidos en el sector industrial, en los últimos diez años, pasa de 500 mil.

Caracas (AIPE)- El gobierno “bolivariano”, contrario a la defensa de la soberanía nacional que pregona, está entregando el país a pedazos a potencias extranjeras, con gobiernos donde el Estado de Derecho es algo inexistente.

 

Peor aún, los fines que se persiguen con esta entrega no tienen nada que ver con producción, creación de riqueza, ni generación de un estado de bienestar para los venezolanos. Nada que contribuya a un desarrollo sustentable. Los objetivos bolivarianos apuntan más bien a una estrategia de seguridad, armamento y apoyo hipotético para el eventual enfrentamiento que el presidente Hugo Chávez ha imaginado que tendrá con el Imperio yanqui.

 

El año pasado, cuando las contratistas de servicios de la petrolera estatal PDVSA fueron obligadas a convertirse en empresas mixtas, como socios minoritarios del gobierno, éste se comprometió a invitarlas a licitar en los futuros campos petroleros. Sin embargo, las nuevas empresas mixtas quedaron en el aire. Resulta que seis de esos nuevos campos fueron otorgados con carácter de exclusividad a la empresa Belarusneft, la estatal de un país forajido como Belarús.

 

Con otro forajido, Irán, Venezuela formará una compañía binacional para explorar, producir, refinar, comercializar y transportar crudo y productos derivados hacia terceros países, entre ellos Siria, Ecuador, Nigeria y otros países africanos.

 

Otra entrega vergonzosa es la asignación del Plan de Expansión de Gas a la petrolera rusa Gazprom, dejando de lado empresas de comprobada trayectoria y experiencia.

 

Además, ha trascendido a la prensa que China National Petroleum Corp. trasladará sus intereses de las arenas bituminosas en Canadá para concentrarse en la Faja Petrolífera del Orinoco, donde tiene planes de construir dos mejoradores de crudo extrapesado, que tendrían una capacidad de 600,000 barriles diarios para 2012. Mientras tanto, a ConocoPhillips y ExxonMobil se les violan sus contratos y se ven forzadas a irse del país.

 

Pero, la entrega a pedazos no sólo se circunscribe a la industria petrolera, sino que también alcanza al sector empresarial en general y al agroindustrial en particular.

 

En días recientes se supo que el gobierno venezolano constituyó, por vía de un decreto presidencial, en el marco de los acuerdos de cooperación de ALBA (la Alternativa Bolivariana para América Latina y El Caribe), cinco nuevas empresas agropecuarias mixtas "socialistas" con Cuba, en las áreas de madera, láctea, avícola, arrocera y leguminosas, donde la Corporación Venezolana Agraria tendrá el 51% de participación accionaria. Los fines de estas empresas cubano-venezolanas abarcarán la construcción de obras e infraestructura, proyectos de conservación de recursos naturales, servicios de asistencia técnica y asesoría, ejecución de estudios e investigación, así como actividades de comercio relacionadas con la industria y producción agrícola. Lo más probable es que las nuevas "empresas socialistas" obtendrán subsidios y exoneraciones tributarias especiales.

 

Cabe preguntarse, dada la invasión de estas empresas extranjeras que se benefician del trato preferencial del gobierno venezolano, ¿cuál es el espacio que dejarán a las acosadas empresas venezolanas?

 

Según estadísticas de la Confederación Venezolana de Industriales, de 11,000 industrias que existían en Venezuela en 1998, quedan menos de 7,000 y el número de empleos perdidos en el sector industrial, en los últimos diez años, pasa de 500,000.

 

___* Robert Bottome y Norka Parra son director y analista, respectivamente, de VenEconomía.

© www.aipenet.com

 

• Venezuela


Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
Más de 10,000 muertes por Covid-19 en México y la curva sigue en fase ascendente. El INEGI estima con su ETOE en 12 millones el número de personas que han perdido su trabajo, ¿se debe seguir manteniendo la economía cerrada?
Artículos recientes...
Ricardo Valenzuela
• El bien vs el mal
Arturo Damm
• 12.5 millones
Krishna Avendaño
• Desesperación en el imperio
Arturo Damm
• Desconfianza
Arturo Damm
• Visión panorámica