El Econoclasta
Oct 26, 2007
Isaac Katz

Muy soberanos, muy pobres

Los políticos no entienden que la soberanía nacional se fortalece a medida que la población tiene mayores niveles de riqueza y de ingreso.

Los políticos mexicanos se envuelven todos los días en la bandera nacional para defender la soberanía nacional; prácticamente todos ellos son muy patrioteros y prefieren, defendiendo un concepto erróneo de soberanía que sigamos siendo pobres. Los políticos no entienden que la soberanía nacional se fortalece a medida que la población tiene mayores niveles de riqueza y de ingreso. Tenemos muchos ejemplos de lo anterior.

 

Quizás el mejor sea el petróleo. La Secretaría de Energía señaló que México tiene reservas de crudo para los siguientes 60 años. Lástima que la mayor parte de ellos estén en las aguas profundas del Golfo de México y que PEMEX no tiene ni los recursos ni la tecnología para explotarlos; en consecuencia, dada la cerrazón que caracteriza a los políticos mexicanos que niegan cualquier participación privada en la explotación de petróleo allí se van a quedar, desaprovechando un recurso no renovable que pudiese utilizarse para crear riqueza renovable y productiva. Seguiremos siendo muy soberanos y también muy pobres.

 

Un segundo ejemplo, también en el sector energético nacional es lo relativo a la disposición establecida en el artículo 27 constitucional que le otorga al gobierno el monopolio en el servicio público de energía eléctrica. El resultado son dos monstruosos monopolios estatales (CFE y CLFC) que le ofrecen a los usuarios un servicio de energía eléctrica caro y de mala calidad. Somos muy soberanos pero también muy pobres.

 

Un tercer ejemplo de ésta mal entendida defensa de la soberanía es la política respecto del transporte aéreo de pasajeros. La prohibición expresa para que compañías aéreas extranjeras puedan realizar operaciones de cabotaje, deriva en que todo servicio aéreo interno en el transporte de pasajeros tiene que ser llevado a cabo por líneas mexicanas. El resultado es una menor oferta, la posibilidad de incurrir en prácticas monopólicas, el mayor costo para los viajeros nacionales y, como correctamente apuntó Bruno Donatello, el rescate continuo por parte de los contribuyentes de las líneas aéreas nacionales cada vez que quiebran. No adoptar una política de “cielos abiertos” nos hace, con la estrecha visión de los políticos, muy soberanos pero también muy pobres.

 

Un cuarto ejemplo es lo que se espera sea la negativa en el Congreso de la Unión para abrir el sector de la telefonía fija a la inversión extranjera mayoritaria con el argumento de “falta de reciprocidad” y en defensa de la “soberanía nacional”. En consecuencia, los usuarios de telefonía fija nos seguiremos enfrentando a un monstruoso monopolio y seguiremos pagando uno de los más altos niveles de tarifas en el mundo. Seremos muy soberanos pero también muy pobres.

 

Esta “defensa de la soberanía nacional” nos ha salido muy cara. Equiparar la soberanía nacional con la propiedad gubernamental de algunos medios de producción o la restricción a la participación extranjera en otros sectores de actividad económica se ha traducido no solo en un menor nivel de bienestar de los consumidores sino, peor aun, se ha constituido como un elemento que ha inhibido la creación de riqueza. Muy pobres, pero eso sí, muy soberanos. ¡Viva México!



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Los dos enemigos del pueblo son los criminales y el gobierno. Atemos al segundo con las cadenas de la Constitución para que no se convierta en la versión legalizada del primero.

Thomas Jefferson
Entrar
Encuesta de la semana
Simpatizantes de FRENAAA comenzaron un plantón en la CDMX pidiendo la renuncia de López Obrador. Ricardo Anaya anunció su regreso a la vida pública. Margarita Zavala impugnó la decisión del INE de no darle el registro como partido político a “México Libre”. ¿Qué tipo de oposición se requiere si se desea quitar a Morena la mayoría en el Congreso?
Artículos recientes...
Ricardo Valenzuela
• El gran engaño del mundo
Manuel Suárez Mier
• Suprema Corte y elecciones en EU
Arturo Damm
• Estado de chueco
Asael Polo Hernández
• La necesidad de las quiebras empresariales
Arturo Damm
• Ahorro
Arturo Damm
• Del gasto gubernamental