Hablando en plata
Ene 31, 2008
Luis Pazos

PRD ¿apoya aumento de impuestos en el D.F.?

A principios del año, los capitalinos se desayunaron con la noticia de que el gobierno perredista del D.F. aumentó los impuestos prediales en proporciones no vistas en la historia de la Ciudad de México. Los aumentos van del 12% hasta el 700%, de jalón y permanentes.

El término “gasolinazo” fue acuñado por miembros del PRD para condenar el aumento del 0.2% mensual a las gasolinas durante 18 meses. Ese incremento gradual de las gasolinas representa un aumento del 5.5% en año y medio. Sin embargo los perredistas lo consideraron como un golpe a la clase media y altamente inflacionaria.

 

A principios del año, los capitalinos se desayunaron con la noticia que el gobierno perredista del D.F aumentó los impuestos prediales en proporciones no vistas en la historia de la Ciudad de México. Los aumentos van del 12% hasta el 700%, de jalón y permanentes. Ese incremento de impuestos prediales a quienes más les pega son a los cientos de miles de asalariados que con grandes sacrificios están pagando una casa, terreno o renta, las que se elevarán de consolidarse esos aumentos de impuestos.

 

A pesar de lo arbitrario de ese enorme aumento de impuestos, los perredistas del D.F., que se desgarraron las vestiduras con lo que llamaron el “gasolinazo” y condenaron la reforma fiscal por considerarla que implicaba un aumento de impuestos ahora, algunos con su silencio y otros con su aprobación expresa o tácita, se vuelven cómplices del mayor aumento porcentual de impuestos de las últimas décadas en la República Mexicana.

 

Los perredistas se oponen a toda política que provenga del gobierno federal panista y apoyan cualquier política fiscal, bloqueos o actos de corrupción, con la condición que provengan del gobierno perredista del D.F., principal fuente de financiamiento de los movimientos y grupos activistas afines a ese partido.

 

Su “no” a toda reforma estructural necesaria para volver más competitivo al país, captar más inversión, crear más empleos y lograr mayores crecimientos, más su apoyo incondicional a altos incrementos de impuestos a la propiedad, parecen indicarnos que muchos de ellos buscan aumentar el número de “proletarios”, que son sus potenciales clientes y reducir el de propietarios, que son ciudadanos que, al poseer algo más que su prole, piensan con mayor detenimiento a quien darle su voto y no se prestan a manipuleos políticos, acarreos, manifestaciones, bloqueos y dádivas a cambio del voto.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Los dos enemigos del pueblo son los criminales y el gobierno. Atemos al segundo con las cadenas de la Constitución para que no se convierta en la versión legalizada del primero.

Thomas Jefferson
Entrar
Encuesta de la semana
Simpatizantes de FRENAAA comenzaron un plantón en la CDMX pidiendo la renuncia de López Obrador. Ricardo Anaya anunció su regreso a la vida pública. Margarita Zavala impugnó la decisión del INE de no darle el registro como partido político a “México Libre”. ¿Qué tipo de oposición se requiere si se desea quitar a Morena la mayoría en el Congreso?
Artículos recientes...
Arturo Damm
• Tasa de interés
Ricardo Valenzuela
• El gran engaño del mundo
Manuel Suárez Mier
• Suprema Corte y elecciones en EU
Arturo Damm
• Estado de chueco
Asael Polo Hernández
• La necesidad de las quiebras empresariales
Arturo Damm
• Ahorro