JUEVES, 21 DE FEBRERO DE 2008
Pésima reforma electoral

El PIB en todo 2019 se contrajo -0.1%. Dado que la política económica de este gobierno no cambiará, ¿cuál es su pronóstico para 2020?
<0%
Entre 0% y 1%
>1%



El punto sobre la i
“El efecto natural del comercio es el de llevar a la paz. Dos naciones que comercian entre sí se hacen recíprocamente dependientes.”
Juan Pablo Viscardo y Guzmán


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Venenosa propaganda en Chile

Arturo Damm
• IED, de mal en peor

Luis Pazos
• Escasez de medicinas en hospitales públicos

Arturo Damm
• El PIB: monto y composición

Ricardo Valenzuela
• El nuevo bufón de América Latina

Arturo Damm
• PIB, cifra definitiva

Isaac Katz
• Viejos pobres (II)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Sergio Sarmiento







“La reforma electoral sólo ha servido para debilitar a la democracia mexicana. Los ciudadanos no pueden ya convertirse en contrapeso al poder. Las voces disidentes y críticas están siendo silenciadas. No desaparecerá el espíritu de libertad de los mexicanos. Pero el golpe a la democracia de esta reforma ha sido brutal.”


Washington, D.C.- Un grupo de especialistas del gobierno y la academia se reunieron este viernes 15 de febrero en el Centro de Estudios Estratégicos Internacionales de la capital estadounidense. Estaban ahí para presenciar un debate sobre la nueva legislación electoral mexicana.

 

Mi diagnóstico fue duro. La reforma electoral aprobada el año pasado ha sido, dije, un gigantesco paso hacia atrás en la construcción de un país más democrático. No sólo no se hicieron las modificaciones indispensables en el sistema político mexicano. Habría sido sano, por ejemplo, impulsar una reforma que permitiera la reelección de legisladores, lo que habría obligado a diputados y senadores a rendir cuentas a los ciudadanos en vez de a los líderes de sus partidos. Igualmente positivo habría sido aplicar mejores reglas de transparencia a los partidos políticos. Pero no, las medidas de esta reforma sólo buscaban fortalecer el poder de la corrupta élite política de nuestro país.

 

La destitución de los consejeros del Instituto Federal Electoral, por el pecado de haber cumplido con su función y aplicado la ley en el 2006, ha lanzado un ominoso mensaje a los responsables de conducir las elecciones: o se doblegan a los caprichos de los líderes de los partidos o serán reemplazados.

 

Los atentados a la libertad de expresión de la nueva ley son muy importantes. Ésta prohíbe las campañas negativas, por lo que se vuelve difícil, si no imposible, señalar los abusos y las corruptelas de los políticos. También prohíbe a las personas o instituciones que no sean partidos políticos contratar tiempos en los medios para expresar mensajes políticos, con lo cual se crea un pernicioso monopolio para proteger a los partidos. La ley establece también que el IFE dará línea a los medios de comunicación para normar su cobertura política.

 

Después de un intento por prohibir las candidaturas independientes, los legisladores optaron por dejar la posibilidad abierta a éstas. Pero al prohibirles contratar tiempos en los medios de comunicación, los líderes de los partidos condenaron estas candidaturas independientes a la intrascendencia.

 

Los políticos afirman que el nuevo sistema electoral ahorra dinero a los ciudadanos. Pero el único ahorro que logran es el que se obtiene de la confiscación sin compensación de tiempos en los medios electrónicos. Los partidos, de hecho, se han aumentado a sí mismos el dinero que pueden utilizar por cada día de campaña electoral. Y como ya no tendrán que invertir en medios, que era su principal rubro objeto de gasto, ahora tendrán más dinero para comprar votos o para actos de corrupción.

 

La reforma electoral sólo ha servido para debilitar a la democracia mexicana. La posibilidad de que los partidos pequeños puedan ofrecer opciones a la actual partidocracia se ha debilitado. Los ciudadanos no pueden ya convertirse en contrapeso al poder. Las voces disidentes y críticas están siendo silenciadas. No desaparecerá el espíritu de libertad de los mexicanos. Pero el golpe a la democracia de esta reforma ha sido brutal.

• Reforma electoral

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus