El Econoclasta
May 9, 2008
Isaac Katz

Investigación con células embrionarias

La prohibición que establece la iniciativa de ley para la investigación con células embrionarias, además de desincentivar una rama de la investigación científica en el país, violenta la libertad que debe tener todo científico para destinar su capital humano y los otros recursos de los cuales dispone a la investigación que considere relevante, mientras no atente en contra de los derechos de terceros, lo que no sucede con este tipo de células.

La experiencia internacional establece que la más importante fuente de crecimiento económico y de mejora en el nivel de bienestar de la población es el aumento en la productividad que se deriva de la investigación en ciencia y tecnología que resulta en un cambio tecnológico en los procesos de producción. Al respecto, la situación en México es más que patética; el gasto en investigación en estos dos rubros apenas representa el 0.3% del PIB, cifra ridícula si se le compara con otros países, particularmente los desarrollados, en dónde se destina entre 2 y 3% del PIB. México es, en consecuencia, un país tecnológicamente obsoleto.

 

Y en estas condiciones de atraso se presentó en el Senado de la República una iniciativa de ley que prohíbe y penaliza con cárcel de hasta 10 años a cualquiera que incurra en actos de clonación, sin importar si ésta es reproductiva o terapéutica. También prohíbe utilizar embriones sobrantes para investigación, aunque sí establece que se destruyan. De pasar esta iniciativa de ley, representaría un golpe adicional a la investigación, particularmente en el campo de la salud, sumiéndonos aun más en el atraso científico y tecnológico. Además, sin que tenga que ver, esta iniciativa contiene una abierta y flagrante medida discriminatoria en contra de mujeres solteras, divorciadas o viudas a quienes se les prohíbe recurrir a la reproducción asistida para tener hijos, coartando impunemente su libertad para elegir sobre su maternidad.

 

En México existen varias enfermedades que representan un problema de salud pública, destacando particularmente la diabetes. Dados los conocimientos científicos actuales sobre esta enfermedad, desde el punto de vista médico no hay mucho que hacer al respecto, ya que no existe una terapia de curación sino únicamente de prevención y control.

 

Y es aquí donde destaca la importancia de promover la investigación de la clonación terapéutica. Con la técnica de transferencia nuclear (se implanta el núcleo de una célula con toda la información genética en un óvulo al que se le ha quitado el núcleo), se desarrollan células embrionarias que en esta etapa tienen la capacidad de convertirse en cualquier tejido u órgano del cuerpo (hay que investigar cómo lograr la diferenciación deseada). Esto se hace antes de los catorce días de existencia del embrión, después de lo cual se destruyen (vale la pena mencionar que entre el 20 y 50% de óvulos fecundados mediante el acto sexual se elimina de manera natural). Lograda la diferenciación, se podría encontrar la cura para ésta y otras enfermedades.

 

La prohibición que establece la iniciativa de ley para la investigación con células embrionarias, además de desincentivar una rama de la investigación científica en el país, violenta la libertad que debe tener todo científico para destinar su capital humano y los otros recursos de los cuales dispone a la investigación que considere relevante, mientras no atente en contra de los derechos de terceros, lo que no sucede con este tipo de células. Más aun, desde una perspectiva de salud pública, esta prohibición de experimentación genética, implica que en el futuro un porcentaje muy importante de la población mexicana predispuesta a la diabetes, así como otras enfermedades, no tendrá la esperanza de poder ser curado. Sólo por eso, esta iniciativa tiene que ser rechazada.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Me resulta muy difícil votar por alguien que va a tener poder sobre mí.

Norm Macdonald
Entrar
Encuesta de la semana
De enero a junio las remesas enviadas a México sumaron 19,074 millones de dólares, esto es 10.55% más que el mismo período del 2019. Este ingreso se ha convertido en el principal apoyo para millones de familias dado el contexto que enfrentamos, pero sabemos que en todo el mundo la emergencia está lejos de terminar, ¿qué esperar de las remesas para el segundo semestre?
Artículos recientes...
Manuel Suárez Mier
• Cabildeo e incertidumbre en EU
Arturo Damm
• ¿Tocamos fondo?
Arturo Damm
• El mundo del trabajo
Arturo Damm
• Consejo Fiscal
Rodrigo Hernández
• ¿Es México capitalista?
Arturo Damm
• Cuestión de lógica