Jaque Mate
Jul 22, 2008
Sergio Sarmiento

Declinación de Cantarell

Encontrar otro campo similar a Cantarell sería como ganarse la lotería por segunda vez. Y si bien esto no es imposible, las probabilidades son ciertamente muy bajas. Por eso necesitamos replantear la manera en que estamos buscando y desarrollando nuestros recursos petroleros. No podemos seguir siendo el único país del mundo que restringe la inversión en exploración y desarrollo de recursos petroleros.

La producción del yacimiento de Cantarell está cayendo con mayor rapidez de la que se esperaba. En el 2004 este yacimiento en la sonda de Campeche ofrecía una producción de 2.1 millones de barriles diarios. Para mayo del 2008 sólo pudieron extraerse 1.04 millones de barriles diarios. Es verdad que Cantarell ha sido hasta ahora el mayor depósito de petróleo crudo en aguas someras en el mundo, pero no es ni podía ser un yacimiento inacabable.

 

Desde hace ya muchos años sabíamos que Cantarell era un yacimiento maduro. Los geólogos y los especialistas habían advertido a los políticos mexicanos de la inminente declinación de este depósito, el cual se ha convertido en el sostén de buena parte del costo del aparato gubernamental mexicano desde cuando menos 1977. Hoy la caída es ya una realidad.

 

Otros yacimientos han permitido compensar parcialmente la declinante producción de Cantarell. Entre ellos destaca Ku Maloob Zaap, el cual ha tenido un crecimiento importante de producción en los últimos años. Pero ningún campo actualmente conocido en territorio mexicano tiene la posibilidad de reemplazar totalmente a Cantarell.

 

La producción total de hidrocarburos líquidos en nuestro país pasó de 3.8 millones de barriles diarios en el 2004 a 3.2 millones en mayo del 2008. Esta caída de 600 mil barriles diarios es en buena medida producto de la declinación de Cantarell.

 

Mucho se ha dicho que la declinación de la producción de hidrocarburos líquidos, y especialmente petróleo crudo, radica en la falta de inversión en exploración por parte de un Pemex agobiado por el saqueo continuo que el gobierno ha llevado de sus recursos. Pero las cifras no avalan esta opinión.

 

Si bien es cierto que durante el sexenio de Ernesto Zedillo, en un momento en que el precio del petróleo registraba niveles muy bajos, se redujo de manera importante la inversión en exploración de petróleo, el gobierno de Vicente Fox aumentó la inversión de manera muy importante. En 1997 se perforaron 130 pozos petroleros. Para 2006, último año del sexenio de Fox, el número se había elevado a 672. En 2007, el primer año de Felipe Calderón, hubo un descenso en el número de pozos perforados, a 615, pero todavía se mantuvieron cifras más de cinco veces superiores a las de 1997.

 

El problema es que los nuevos pozos no están ya arrojando los resultados del pasado. El porcentaje de éxito en los pozos exploratorios pasó de un 70 por ciento en 1997 a 46 por ciento en 2006 y 49 por ciento en 2007. Muchos especialistas insisten en que Cantarell fue un hallazgo extraordinario que difícilmente se repetirá. Encontrar otro campo similar sería como ganarse la lotería por segunda vez. Y si bien esto no es imposible, las probabilidades son ciertamente muy bajas.

 

Por eso necesitamos replantear la manera en que estamos buscando y desarrollando nuestros recursos petroleros. No podemos seguir siendo el único país del mundo que restringe la inversión en exploración y desarrollo de recursos petroleros. Si seguimos haciendo lo mismo de siempre, obtendremos los mismos resultados de siempre. Sólo que éstos ya no son suficientes para sacar a nuestra industria petrolera y a nuestro país adelante.

• Petróleo


Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Cualquier conducta humana puede ser objeto de una ley. Por ejemplo: Ley para el buen cepillado de los dientes o Ley para la correcta colocación de los anteojos. Si la tarea de los legisladores es hacer leyes, les sobra tela de donde cortar. ¡Preocupante!

Arturo Damm Arnal
Entrar
Encuesta de la semana
La balanza comercial de México mostró en agosto un superávit de 6,116 millones de dólares. Al interior las importaciones mostraron una caída de -22.2% y las exportaciones de -7.7%. ¿Cómo interpretar estos datos?
Artículos recientes...