MARTES, 18 DE NOVIEMBRE DE 2008
Los rescates acaban con la prudencia

¿Usted cree que es una buena idea que sean Pemex y la Secretaría de Energía quienes construyan una refinería?
No
No sé



“Si se viola una ley injusta lo único que se viola es esa ley, no algún derecho de alguien. Por el contrario, si se viola una ley justa se viola la ley y algún derecho de alguien.”
Othmar K. Amagi

Tibor R. Machan







“Es imposible distinguir al exitoso del fracasado porque el gobierno nos mete a todos en el mismo saco y los políticos deciden quién triunfa y quién fracasa.”


Los Ángeles (AIPE)- Han disminuido sus ingresos personales y hasta es posible que haya perdido su empleo. Así que decidió cambiar su automóvil por uno pequeñito que consume poca gasolina. Seguramente su esposa y usted están comiendo menos en restaurantes y mucho más a menudo en su propia casa. Ella hasta pasó sin detenerse frente a su tienda favorita de zapatos. Todo ha cambiado.

 

Nada de esto ha sido culpa suya, sino de un gobierno que puso a un lado la defensa de los derechos ciudadanos para meter la mano en todo. Sí, ahora los políticos están descontentos porque los norteamericanos han dejado de comprar los automóviles grandes de Detroit, razón por la cual van a utilizar los impuestos que usted pagó para socorrer a esas grandes empresas.

 

En lugar de esperar que los fabricantes que se han equivocado procedan a hacer los ajustes necesarios, los políticos insisten en pagarles por sus equivocaciones.

 

Este es apenas uno de los resultados de la economía mixta y del estado de bienestar, donde el individuo es ignorado y a todos nos tratan como si fuéramos hormigas o abejas en un panal. No se permite usar el sentido común y nos imponen la redistribución de la riqueza, según las reglas que prefieren los políticos.

 

De esta manera es imposible distinguir al exitoso del fracasado porque el gobierno nos mete a todos en el mismo saco y los políticos deciden quién triunfa y quién fracasa.

 

Esto ya nos lo había anunciado F. A. Hayek en su libro “Camino de servidumbre”, publicado en 1944. Otros economistas de la escuela austriaca lo habían anticipado también, como Ludwig von Mises, con la publicación de su libro “Socialismo” en 1922, donde explica que una economía planificada no es productiva.

 

Pero los políticos siguen insistiendo que ellos saben mejor que nosotros lo que realmente nos conviene, convirtiendo nuestro sistema en economía mixta, con ciertos elementos capitalistas y otros claramente socialistas. Esa mezcla funciona a mediano plazo; pero a fin de cuentas no logra sus metas de producir y distribuir la riqueza. Entonces, bajo el estado benefactor, su prudencia en lugar de ser premiada es castigada.

 

___* Profesor de Chapman University.

© www.aipenet.com

• Estado de bienestar

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus