LUNES, 8 DE DICIEMBRE DE 2008
La nueva China y América Latina

¿La cancelación de la construcción de la planta de Constellation Brands en Mexicali representa un punto de quiebre entre el gobierno y los empresarios?
No, habrá más proyectos
Definitivamente



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Crisis financiera en EU

Arturo Damm
• Condiciones de empleo y cuarentena

Santos Mercado
• La salud en manos de la burocracia política

Asael Polo Hernández
• AMLO pisotea a micro y pequeños empresarios: principales empleadores

Arturo Damm
• Son las empresas

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a Mexico? (I)

Arturo Damm
• Empobrecimiento


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

William Ratliff







“Las diferencias culturales son problemáticas, pero Hu prometió mejorar el diálogo y la cooperación en asuntos económicos. El surgimiento de gobiernos populistas, como el de Hugo Chávez, presentan problemas y también oportunidades para Pekín porque el gobierno chino sabe que sus políticas económicas fracasarán.”


Palo Alto, California (AIPE)- El presidente de China, hablando en el Congreso peruano el 20 de noviembre, prometió una amplia y mutuamente beneficiosa relación con América Latina. Hu Jintao estaba en Lima para participar en la Cumbre del Foro de Cooperación Asia-Pacífico (APEC).

 

Hu no iba a América del Sur desde su triunfante viaje a Brasil y Argentina en 2004, acompañado por cientos de empresarios y funcionarios del gobierno chino. Pero en este viaje, la caravana fue aún más grande, confirmando que hasta en tiempos de crisis a China le interesa un papel más activo y constructivo en el hemisferio. Hu también estuvo en Costa Rica, país que el año pasado cambió su misión diplomática de Taiwán a Pekín.

 

A China le interesan las materias primas, el petróleo y los alimentos de la región, a la vez que exporta productos terminados, a veces en competencia desleal, según opinan algunos funcionarios. Los países latinoamericanos quieren exportar más a China y así depender menos de Estados Unidos.

 

Las diferencias culturales son problemáticas, pero Hu prometió mejorar el diálogo y la cooperación en asuntos económicos. El surgimiento de gobiernos populistas, como el de Hugo Chávez, presentan problemas y también oportunidades para Pekín porque el gobierno chino sabe que sus políticas económicas fracasarán. China ha prometido comprar petróleo por miles de millones de dólares a Venezuela, pero no apoya al maoísta Chávez en su constante pleito con Washington. Por el contrario, Hu alabó a George W. Bush en Lima, por su esfuerzo en mejorar las relaciones con China.

 

El intercambio comercial entre China y América Latina se multiplicó diez veces en los últimos diez años, alcanzando 102 mil millones de dólares en 2007. Es más, en los primeros nueve meses de este año aumentó otro 52%. El primer tratado comercial chino fue con Chile, país que exporta más a China que Estados Unidos. En esta visita, Hu firmó también un tratado comercial con Perú.

 

Pero la mayor parte de las inversiones chinas en la región han ido a paraísos fiscales en el Caribe y, como lo ha manifestado Osvaldo Rosales -importante funcionario comercial de la ONU-, América Latina no ofrece proyectos viables de inversión.

 

Otra indicación del interés chino en América Latina son sus aportes al Banco Interamericano de Desarrollo, organismo que por años era considerado como institución clave del imperialismo norteamericano. Casi la mitad del aporte chino de 350 millones de dólares irá a empresas pequeñas y medianas.

 

En su visita a Cuba, Hu fue muy generoso con aportes a la reparación de los daños causados por el reciente huracán y se reunió con Raúl y Fidel Castro.                       

 

___* Académico del Hoover Institution, Universidad de Stanford.

© www.aipenet.com

• América Latina

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus