Ideas al vuelo
Dic 22, 2008
Ricardo Medina

¿Inyectar liquidez es inyectar confianza?

Ben Bernanke y la Reserva Federal probablemente tienen razón y mis recientes críticas a la insólita tasa de interés cero, o tendiente a cero, habrían pecado de injustas.

La respuesta podría ser sí. En ese sentido Ben Bernanke y la Reserva Federal probablemente tienen razón y mis recientes críticas a la insólita tasa de interés cero, o tendiente a cero, habrían pecado de injustas.

 

La teoría monetaria cuantitativa, aun en su versión más simple, parte de la constatación de un fenómeno cierto: el valor de la moneda es una función del número existente de unidades monetarias entre la riqueza disponible o susceptible de ser adquirida, de donde se deriva que a mayor cantidad de moneda frente a un volumen estable o declinante de riqueza la moneda tenderá a disminuir de valor (poder adquisitivo) mientras los precios nominales de los bienes aumentan (inflación); este análisis se hace más preciso si introducimos la variable de la velocidad del dinero: la frecuencia con la que esas unidades monetarias cambian de manos.

 

Se dice que la velocidad (en realidad: frecuencia de cambio) del dinero es inversamente proporcional a la propensión a mantener liquidez. A su vez, la propensión a la liquidez es inversamente proporcional a la confianza de los agentes económicos. A mayor desconfianza, mayor propensión a la liquidez… y mayor parálisis de la actividad económica.

 

En este sentido, Charles Goodhart, profesor de la London School of Economics, definió en su obra: Money, Information and Uncertainty (1975) otra función clave del dinero que se agrega a las ya señaladas por Keynes (unidad de cuenta, medio de cambio y almacén de valor) que es la de generador de confianza, especialmente en un entorno, como el actual, de crisis de confianza. Escribió Goodhart: “Money is a device for mitigating uncertaintyque me atrevo a traducir como: “El dinero es una estratagema para aliviar la incertidumbre”. ¿Cuál incertidumbre? La que se refiere al crédito de los demás. Crédito es la confianza que inspiran: ¿Pagarán? Esta incertidumbre paralizante se mitiga cuando se recurre al dinero líquido que no es una deuda de alguien específico, sino una “deuda del sistema”, la que menos desconfianza genera; los dólares en efectivo son la tarjeta de crédito de quienes no tienen crédito, y es crédito aceptado universalmente. Vistas así las cosas, la estrategia de la Reserva Federal tiene lógica. ¿Funcionará?



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Los dos enemigos del pueblo son los criminales y el gobierno. Atemos al segundo con las cadenas de la Constitución para que no se convierta en la versión legalizada del primero.

Thomas Jefferson
Entrar
Encuesta de la semana
Simpatizantes de FRENAAA comenzaron un plantón en la CDMX pidiendo la renuncia de López Obrador. Ricardo Anaya anunció su regreso a la vida pública. Margarita Zavala impugnó la decisión del INE de no darle el registro como partido político a “México Libre”. ¿Qué tipo de oposición se requiere si se desea quitar a Morena la mayoría en el Congreso?
Artículos recientes...
Ricardo Valenzuela
• El gran engaño del mundo
Manuel Suárez Mier
• Suprema Corte y elecciones en EU
Arturo Damm
• Estado de chueco
Asael Polo Hernández
• La necesidad de las quiebras empresariales
Arturo Damm
• Ahorro
Arturo Damm
• Del gasto gubernamental