JUEVES, 5 DE FEBRERO DE 2009
¿Celebrar el retroceso?

La decisión de López Obrador de liberar al hijo del "Chapo" Guzmán recién capturado fue...
Un acierto
Un error
No sé



El punto sobre la i
“Todo gobierno, por supuesto, va contra la Libertad.”
H.L. Menken


Más artículos...
Roberto Salinas
• Populismo en América Latina

Arturo Damm
• Narcotráfico (III)

Arturo Damm
• Narcotráfico (II)

Víctor Hugo Becerra
• México: Del Estado fallido al Estado vencido

Arturo Damm
• Narcotráfico (I)

Manuel Suárez Mier
• Estancamiento sincrónico

Arturo Damm
• Riqueza


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Fernando Cota







“Hace muchos años, un grupo de visionarios gobernantes triunfantes de una revolución contra la tiranía elaboró un cinco de febrero una magnífica Constitución. Sesenta años después, en 1917, un grupo de grillos y bandoleros eliminaron al espíritu que había inspirado a Constitución de 1857 con una nueva, la que hoy celebramos.”


Hace muchos años, un grupo de visionarios gobernantes triunfantes de una revolución contra la tiranía elaboró un cinco de febrero una magnífica Constitución. Sesenta años después, en 1917, un grupo de grillos y bandoleros eliminaron al espíritu que había inspirado a Constitución de 1857 con una nueva, la que hoy celebramos.

 

La revolución que Madero inició con el fin de acabar con la dictadura de carácter positivista de Díaz y restaurar los principios liberales de la Constitución acabó degenerando en escaramuzas entre diversos caudillos colectivistas que lucharon para imponer sus proyectos políticos que para nada contemplaban el respeto al individuo, su libertad o sus derechos.

 

Así, el documento aprobado en 1917 supuso todo un retroceso. Como muestra comparemos tres artículos:

 

Constitución de 1857. Art. 1. El pueblo mexicano reconoce, que los derechos del hombre son la base y el objeto de las instituciones sociales. En consecuencia declara, que todas las leyes y todas las autoridades del país, deben respetar y sostener las garantías que otorga la presente Constitución.

Constitución de 1917. Art. 1. En los Estados Unidos Mexicanos todo individuo gozará de las garantías que otorga esta Constitución, las cuales no podrán restringirse ni suspenderse, sino en los casos y con las condiciones que ella misma establece.

 

En el primer caso no solo se reconocen los derechos del hombre sino que estos se consideran la base y el objeto del estado.  En el segundo no existen siquiera los derechos sino garantías que el gobierno otorga graciosamente.

 

Constitución de 1857. Art. 3. La enseñanza es libre. La ley determinara que profesiones necesitan titulo para su ejercicio, y con que requisitos se deben expedir

Constitución de 1917 (Reforma de 1934). Art. 3. La educación que imparta el Estado será socialista, y, además de excluir toda doctrina religiosa, combatirá el fanatismo y los prejuicios (…). Sólo el Estado impartirá educación primaria, secundaria y normal. Podrán concederse autorizaciones a los particulares (...) de acuerdo (...) con las siguientes normas (…).

 

La falta de derechos estipulada en el artículo primero permitió que lo que era una enseñanza libre se pudiera convertir en un instrumento utilizado por el poder para adoctrinar a los jóvenes. La reforma constitucional de 1934 es el mejor ejemplo de que tan lejos se puede llegar.

 

Constitución de 1857. Art. 27. La propiedad de las personas no puede ser ocupada sin su consentimiento, sino por causa de utilidad pública y previa indemnización. La ley determinará la autoridad que deba hacer la expropiación, y los requisitos en que ésta haya de verificarse.

Constitución de 1917. Art. 27. La propiedad de las tierras y aguas comprendidas dentro de los límites del territorio nacional corresponde originariamente a la Nación, la cual ha tenido y tiene el derecho de transmitir el dominio de ellas a los particulares constituyendo la propiedad privada.

 

Bajo nuestro marco constitucional la propiedad privada, al menos de los recursos naturales, ya no es ni siquiera una garantía de los individuos sino un derecho de la Nación que, para efectos, prácticos supone un privilegio de los gobernantes contra los gobernados.

 

Así, fue natural que una constitución así tuviera como consecuencia una serie de gobiernos que no tuvieron freno a la hora de aplastar los derechos y libertades de los mexicanos a la vez que se imponían por la fuerza y el fraude: desde el protofascismo de Calles y el marxismo de Cárdenas al dañino populismo mesiánico de Echeverría y López Portillo pasando por la brutalidad de Díaz Ordaz.

 

Si tenemos que honrar algo este cinco de febrero que sea la herencia liberal. A mexicanos como José María Luis Mora que defendió estos principios, Benito Juárez que los puso en práctica o Francisco I. Madero que luchó por defenderlos hasta la muerte.

 

• Constitución

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus