LUNES, 9 DE FEBRERO DE 2009
¿Limitar importaciones?

El PIB en todo 2019 se contrajo -0.1%. Dado que la política económica de este gobierno no cambiará, ¿cuál es su pronóstico para 2020?
<0%
Entre 0% y 1%
>1%



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Luis Pazos
• Escasez de medicinas en hospitales públicos

Arturo Damm
• El PIB: monto y composición

Ricardo Valenzuela
• El nuevo bufón de América Latina

Arturo Damm
• PIB, cifra definitiva

Isaac Katz
• Viejos pobres (II)

Arturo Damm
• Antineoliberalismo, ¿la solución?

Víctor Hugo Becerra
• No es feminicidio, es falta de Estado de Derecho


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“El libre comercio no es condición suficiente para salir de la recesión, pero sí es condición necesaria.”


Cada vez son más las personas que me preguntan si, ante la crisis, no conviene, en defensa de la planta de producción nacional, limitar las importaciones, y mi respuesta es siempre la misma: ¡De ninguna manera! Para entenderla consideremos el siguiente caso.

 

Supongamos un empresario veracruzano (mexicano) que produce la mercancía X (hecha en México), y que la vende, en partes iguales, tanto a consumidores tamaulipecos (mexicanos) como texanos (estadounidenses), razón por la cual la mitad de su demanda es mexicana y la otra mitad estadounidense.

 

Supongamos que, por un arrebato de idiotez, el gobierno mexicano decide prohibir la importación de productos estadounidenses, y cierra las fronteras de México a la entrada de todo lo Made in USA, lo cual afecta, en primer lugar, a los exportadores estadounidenses ¿Cuál será la reacción del gobierno estadounidense? ¿Se quedará cruzado de brazos ante el proteccionismo del gobierno mexicano o, por el contrario, tomará represalias? Muy probablemente será lo segundo, razón por la cual, aplicando aquello de ojo por ojo y diente por diente, prohibirá la importación de productos mexicanos a los mercados estadounidenses, medida que perjudicará, severamente, al empresario veracruzano, que exporta la mitad de su producción, razón por la cual se le caerá la mitad de su venta.

 

Vistas así las cosas, ¿qué consecuencia tuvo el proteccionismo del gobierno mexicano? Perjudicar al empresario veracruzano, ¡sin olvidar a todos los consumidores mexicanos para quienes el producto estadounidense era la mejor opción, mejor opción que, por obra y gracia de la prohibición para importar, ha desaparecido! ¿Que el proteccionismo del gobierno mexicano puede beneficiar a los productores mexicanos que competían con las importaciones estadounidenses? Sí, ¿pero a qué costo? Ya lo estamos viendo: al costo de que el empresario veracruzano (y todos los empresarios que estén en una situación similar), pierda la mitad de su mercado, y los consumidores mexicanos pierdan la mejor opción de consumo. El proteccionismo siempre causa más mal que bien.

 

Pero volvamos al empresario veracruzano, quien, por obra y gracia del proteccionismo, primero del gobierno mexicano, y luego del estadounidense, ha perdido la mitad de su mercado. Pregunta: ¿seguirá produciendo lo mismo o, por el contrario, recortará la producción y despedirá gente? Y si lo hace, como muy probablemente lo hará, ¿no se agravarán las presiones recesivas? Claro que sí.

 

Dicho todo lo anterior, vuelvo a la pregunta original: ¿no conviene, en estos tiempos de crisis económica, ¡de recesión!, que el gobierno limite, o de plano elimine, las importaciones? La respuesta es clara: NO. Cualquier medida que limite o elimine mercados termina fortaleciendo las presiones recesivas, la caída en la producción, el aumento en el desempleo. Entonces, ¿quiere esto decir que hay que eliminar las medidas proteccionistas todavía vigentes, con el fin de ampliar los mercados y que, al paso de esa ampliación, se incentive la producción y el empleo? ¡Exactamente!

 

El libre comercio no es condición suficiente para salir de la recesión, pero sí es condición necesaria. Por ello nada de Buy american o Buy mexican. La divisa debe ser: Compra al menor precio posible, y a la mayor calidad posible, sin importar en qué país se produjo la mercancía.

• Mercantilismo / Proteccionismo

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus