Ideas al vuelo
Feb 13, 2009
Ricardo Medina

Que no nos tomen el pelo

Ingenioso ardid de contra-información en la guerrita Lozano-Slim.

Algún estratega de la propaganda que trabaja en el grupo Carso ideó un ingenioso ardid de contra-información para descalificar las críticas que ha enderezado Javier Lozano, actual secretario del Trabajo, al ingeniero Carlos Slim y a sus sombríos vaticinios.

 

Hace una docena de años, 1997, México estrenaba una incipiente apertura en el negocio de la telefonía de larga distancia. Por primera vez se permitió que operadores, diversos de Telmex, prestasen dicho servicio. En tanto, los servicios de telefonía local permanecían como monopolio de Telmex. Esto facilitó que la empresa presidida por Slim enfrentase ventajosamente a su nueva competencia con una práctica de subsidios cruzados: los usuarios de telefonía local subsidiamos, entonces, mediante el pago de servicios de telefonía local excesivamente caros (derivados del monopolio en ese servicio), las tarifas increíblemente bajas que ofreció Telmex en los servicios de larga distancia. Esas tarifas de larga distancia, hasta 15% por debajo de los costos, no las podían ofrecer los competidores de Telmex.

 

En ese entonces, 1997-1998, Lozano fue sucesivamente subsecretario de comunicaciones y presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel). Recuerdo bien que Lozano denunció públicamente esta práctica contraria a la sana competencia y urgió a que se acelerase la apertura de la telefonía local a nuevos competidores. Lo recuerdo porque quienes hacíamos los noticiarios de Televisión Azteca recibimos una regañada memorable por haber dado cabida en el noticiario estelar a esas declaraciones de Lozano, ya que –se nos dijo- dicha osadía ponía en riesgo la cuantiosa inversión publicitaria que grupo Carso hacía en la televisora.

 

Estos antecedentes permiten entender el ingenioso ardid de contra-información que salió el martes de las oficinas de Carso, destinado a confundir a desprevenidos columnistas políticos. El ardid consiste en sacar del archivo documentos en los que aparece Lozano, como presidente de la Cofetel, señalando que durante el segundo semestre de 1997 Telmex registró pérdidas de 126 millones de pesos en la prestación del servicio de larga distancia y de unos 50 millones de pesos en el primer trimestre de 1998. Pérdidas que (esto obviamente omite advertirlo el paquete de contra-información) fueron más que compensadas con utilidades extraordinarias en telefonía local, donde Telmex seguía siendo un monopolio. Pérdidas que, tampoco se les dijo a los aleccionados columnistas, demostraban la práctica de subsidios cruzados en Telmex dirigidos a “tronar”, a la mala, a sus competidores.

 

Tolvaneras, las de hoy, que son secuencia de aquellos lodos. Que conste, para que no nos tomen el pelo.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
Más de 10,000 muertes por Covid-19 en México y la curva sigue en fase ascendente. El INEGI estima con su ETOE en 12 millones el número de personas que han perdido su trabajo, ¿se debe seguir manteniendo la economía cerrada?
Artículos recientes...
Manuel Suárez Mier
• Futuro sombrío
Arturo Damm
• Empobrecimiento
Arturo Damm
• ¿Recuperación?
Ricardo Valenzuela
• El bien vs el mal
Arturo Damm
• 12.5 millones
Krishna Avendaño
• Desesperación en el imperio