MARTES, 12 DE MAYO DE 2009
Ocúpate de tu casa antes de arreglar al mundo

¿Se debe utilizar una parte de las reservas del Banco de México para financiar la reconstrucción?
No
No sé



“Existe una tiranía en el vientre de cada utopía.”
Bertrand de Jouvenel

Carlos Ball









“La mejor de todas las noticias es que la gente está cada día mejor informada de lo que realmente sucede a su alrededor, mientras que a los políticos se les dificulta cada vez más influenciar y tratar de controlar el flujo de información.”


Durante los procesos electorales, los políticos nos prometen arreglarlo todo, pero una vez en el poder se suelen dedicar a otras cosas. El presidente Obama acaba de cumplir 100 días en el poder y la realidad es que tiene mucho por enderezar.

 

·         En Estados Unidos, las personas pagamos más en impuestos que en comprar alimentos.

·         Hay más gente en cárceles de Estados Unidos que en ningún otro país del mundo y más de la mitad de ellos están presos por consumir drogas, no por hacerle daño o robar a nadie. Se estaban haciendo daño a sí mismos, por lo que en lugar de prisión necesitan ayuda.

·         El economista Ludwig von Mises nos enseñó hace medio siglo que hay una relación directa entre el bienestar de la gente pobre de un país y los ingresos de la minoría rica. La razón es sencilla: cuando a los ricos los despojan de gran parte de sus ingresos con el impuesto sobre la renta, pierden interés en hacer nuevas inversiones y los más perjudicados son los pobres, cuyos salarios siguen siendo bajos porque entonces tienen menos oportunidades de conseguir empleos bien remunerados.

·         La manera de lograr que aumenten los salarios reales (descontando la inflación) es que se incremente la inversión, lo cual es posible solamente cuando la gente puede ahorrar; es decir, cuando la gente no se ve obligada a dedicar prácticamente todos sus ingresos a cubrir gastos y a pagar impuestos. Los empleos gubernamentales no cuentan porque lejos de producir riqueza lo que hacen es imponerle un costo al resto de la población.

·         Excesivas regulaciones no suelen hacerle daño a las grandes empresas, sino todo lo contrario, tienden a impedir que surjan competidores con mejores ideas, productos y servicios superiores y más baratos.

·         Los políticos a menudo hablan sobre lo mucho que les preocupa la salud del pueblo. Pero investigaciones confiables indican que sin los extraordinariamente largos y costosos procedimientos en la aprobación oficial de nuevas medicinas, ellas estarían disponibles 10 o 15 años antes y costarían alrededor de 15% del precio actual.

·         Entre las peores cosas que puede hacer el gobierno es tratar de controlar y manipular los precios. Cuando la oferta de cualquier producto o servicio es menor que la demanda, su precio tiende a subir, lo cual hace más atractivas las inversiones en producir ese bien y los comerciantes buscan nuevos suplidores para complacer la demanda de sus clientes. El control de precios reduce la oferta actual y futura porque tanto el comerciante como el fabricante pierde interés, a la vez que se promueve la aparición de mercados negros. Entonces los burócratas (quienes prefieren que los llamemos “servidores públicos”) emiten acusaciones sobre explotación, abusos y precios excesivos que jamás hubieran ocurrido en un mercado verdaderamente libre. Pero esa es la manera como justifican sus cargos y los salarios que les pagamos todos los demás.

 

La mejor de todas las noticias es que la gente está cada día mejor informada de lo que realmente sucede a su alrededor, mientras que a los políticos se les dificulta cada vez más influenciar y tratar de controlar el flujo de información.

 

___* Director de la agencia AIPE.

© www.aipenet.com

 


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus