Otros artículos
Oct 22, 2009
Artemio Estrella

Impuestos: ¿Más con menos o menos con más?

No estoy dispuesto a financiar a un gobierno ineficiente que está dispuesto a frenar mi desarrollo a costa de la comodidad que no desean perder. Utilizaré la poca capacidad de libertad que me queda en este país, para maximizar los beneficios que pueda recibir mi familia.

¿Estoy en contra a cerca del aumento en los impuestos?, sí estoy en contra. ¿Estoy en contra de que el gobierno mexicano se endeude?, sí estoy en contra. ¿Estoy en contra de que el gobierno recaude más impuestos?, en eso no estoy en contra.

 

Cuando un gobierno, en este caso el nuestro, tiene problemas económicos, sus problemas no me importan, en lo absoluto. Pero cuando el gobierno desea transferirme sus problemas, entonces allí sí me preocupo y me ocupo.

 

Hay quienes hicieron una evaluación entre aumentar los impuestos y el endeudamiento, y establecieron que un aumento en los impuestos es el mal menor. Yo creo que esa no es una posición liberal.

 

Aunque la propia existencia de un Estado reduce la libertad económica, el mismo Estado no escapa a las leyes de la economía de mercado. El Estado mexicano tiene cierto nivel de atractivo económico para la inversión doméstica y foránea; el atractivo actual es muy bajo, no atrae inversión, la inversión local se escapa (sólo se quedan los monopolios y oligopolios protegidos por el mismo Estado) y la extranjera decide que hay mejores lugares para invertir.

 

Las regulaciones estatales son el peor enemigo de la libertad y los impuestos son la peor de las regulaciones (simplemente el gobierno decide que no eres digno de utilizar parte de tu dinero). ¿Cómo salir del problema sin endeudarnos y sin pagar más impuestos?, volviéndonos más atractivos como país o mejor dicho, que el Estado mexicano se vuelva más atractivo a la inversión privada: desaparecer al ISR, dejar el IETU (con tendencia a reducirlo hasta desaparecer o al menos dejarlo en niveles muy bajos), transformar al IVA en un IC (Impuesto al consumo no deducible).

 

La solución es la competencia, la libre competencia, los Estados también compiten. Aumentar los impuestos no es la solución, al contrario, lo que van a generar es que se reducirá el consumo, bajará la inversión y al final se recaudará menos.

 

Impulsar una miscelánea fiscal más sencilla y reducir la tasa impositiva, generará mayor crecimiento económico y mayor recaudación de impuestos.

 

Y aunque ya es un hecho lo de los impuestos, hay que seguir apoyando una tendencia hacia la libertad económica y no conformarnos con un "de perdida el gobierno mexicano hizo lo menos dañino".

 

Los individuos ¿podemos hacer algo al respecto?

 

Al menos yo sí pienso hacer algo. En mi caso personal, he pasado varios años tratando de mejorar mi situación económica y hoy estoy en una posición por encima de lo que me encontraba anteriormente. No estoy dispuesto a financiar a un gobierno ineficiente que está dispuesto a frenar mi desarrollo a costa de la comodidad que no desean perder.

 

Alguna vez leí que el mercado informal era una expresión de la búsqueda de la libertad económica. Lo leí hace algunos años en un artículo de Santos Mercado. Pues bien, si comprar en el mercado informal va a ser una forma de que mi dinero valga más y de que no llegue dinero a lar arcas del gobierno, pues entonces comenzaré a apoyar al mercado informal en la medida de lo posible.

 

Podré sobrevivir sin las telecomunicaciones en mi hogar, creo que sí. Haré algunos recortes tecnológicos al respecto, reduciré mis gastos y los invertiré de forma que mi dinero alimente en lo mínimo al gobierno.

 

Utilizaré la poca capacidad de libertad que me queda en este país, para maximizar los beneficios que pueda recibir mi familia.

 



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

El problema, para los dictadores, es que no pueden eliminar la libertad del ser humano. Sólo pueden prohibir su ejercicio, prohibición a la que se opone, precisamente, la libertad.

Othmar K. Amagi
Entrar
Encuesta de la semana
Termina la era “TLCAN” y comienza la era “T-MEC”. ¿Considera que será suficiente para remolcar a la economía mexicana y hacerla crecer a pesar de que los motores internos están apagados (consumo, inversión, inversión gubernamental)?
Artículos recientes...