VIERNES, 19 DE MARZO DE 2010
Revaluación, ¿prueba de recuperación?

¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• El misterio chileno

Arturo Damm
• Capitalismo de compadres (II)

Asael Polo Hernández
• ¿Liquidar o estabilizar?

Arturo Damm
• Capitalismo de compadres (I)

Ricardo Valenzuela
• Mexicanos, ustedes no merecen ser libres

Arturo Damm
• Capitalismos

Isaac Katz
• Viejos pobres (I)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“El que el peso recupere poder de compra respecto al dólar es, habiendo atravesado una recesión, ¡que en sus primeros meses tuvo un fuerte efecto devaluatorio!, una prueba de la recuperación de la economía, que comienza por la recuperación de la moneda, en esta ocasión del peso frente al dólar.”


El 15 de septiembre del 2008, un día antes de que el gobierno estadounidense se negara a rescatar al banco Lehman Brothers, negación que detonó la crisis, cuyo inicio oficial fue un día después, el 16 de septiembre, el tipo de cambio peso – dólar fue de 10.71 pesos por dólar.

 

Estalló la crisis y de octubre de 2008 a febrero de 2009 el peso se devaluó frente al dólar: el 2 de marzo de 2009 el precio de la divisa estadounidense alcanzó el que hasta hoy siguen siendo su máximo histórico: 15.37 pesos por dólar.

 

Lo anterior significó que, entre el 15 de septiembre de 2008 y el 2 de marzo de 2009, la devaluación del peso frente al dólar fue de 4.66 pesos, equivalente a una depreciación del 43.5 por ciento, ¡en poco más de cinco meses y medio!, con todo lo que ello significa, sobre todo en una economía abierta, para los consumidores de bienes importados, ya sean bienes de capital, ya bienes intermedios, ya bienes de consumo final. La quinta parte de la oferta total de mercancías está compuesta, en México, de mercancías importadas.

 

¿Qué ha pasado, en materia de tipo de cambio, en los últimos doce meses? Pasamos de un tipo de cambio de 15.37 pesos por dólar, el 2 de marzo de 2009, a otro de 12.47, el 18 de marzo pasado, habiendo sido dicho tipo de cambio, hasta el momento, el mínimo en lo que va del año. Del 2 de marzo de 2009 al 18 de marzo de 2010 el peso se revaluó 18.9 por ciento con relación al dólar, revaluación equivalente a 2.90 pesos. En lo que va del año hemos pasado de un tipo de cambio peso - dólar de 13.07 a otro de 12.47, lo cual ha dado como resultado una revaluación de nuestra moneda frente a la divisa estadounidense de setenta centavos, que equivalen al 4.6 por ciento, ¡en dos meses y medio!

 

La revaluación del peso frente al dólar, ¿forma parte de la recuperación de la economía mexicana? ¿Puede ser considerada una prueba de la misma? Para responder recordemos que la devaluación del peso frente al dólar, sobre todo en la magnitud en la que se dio entre el 16 de septiembre de 2008 y el 2 de marzo de 2009, ¡habiendo pasado el precio del dólar de los 10.71 a los 15.37 pesos!, siempre es considerada como prueba del deterioro de nuestra economía. ¿Por qué, entonces, el movimiento contrario, la revaluación, no debería ser considerada como prueba de la recuperación, sobre todo tomando en cuenta los efectos de la misma sobre el bienestar de quienes adquieren productos importados, ya sea con fines de producción, ya de consumo?

 

El que el peso recupere poder de compra respecto al dólar es, habiendo atravesado una recesión, ¡que en sus primeros meses tuvo un fuerte efecto devaluatorio!, una prueba de la recuperación de la economía, que comienza por la recuperación de la moneda, en esta ocasión del peso frente al dólar.

 

• Tipo de cambio

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus