LUNES, 4 DE OCTUBRE DE 2010
Mercados, externo e interno (II)

¿La cancelación de la construcción de la planta de Constellation Brands en Mexicali representa un punto de quiebre entre el gobierno y los empresarios?
No, habrá más proyectos
Definitivamente



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Crisis financiera en EU

Arturo Damm
• Condiciones de empleo y cuarentena

Santos Mercado
• La salud en manos de la burocracia política

Asael Polo Hernández
• AMLO pisotea a micro y pequeños empresarios: principales empleadores

Arturo Damm
• Son las empresas

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a Mexico? (I)

Arturo Damm
• Empobrecimiento


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“La expansión del mercado interno pasa por resolver el reto de la competitividad, del cual mucho se habla, y con relación al cual poco se hace, dejándose pasar, miserablemente, oportunidades de progreso, desarrollo y bienestar para todos.”


Durante el segundo trimestre del año, comparando el resultado con el segundo trimestre del año anterior, las inversiones de las empresas crecieron 2.5 por ciento, el consumo privado 4.8, y las exportaciones 34.3, ¡catorce veces más que las inversiones de empresas y ocho veces más que el consumo privado!, números que muestran la actividad de la demanda externa y la cachaza de la interna, realidad ante la cual muchos se preguntan qué hacer para dinamizar el consumo en el país o, dicho de otra manera, para lograr la expansión del mercado interno. La respuesta no es difícil, por más que su realización se nos haya dificultado sobremanera, por motivos que van, desde la ignorancia en materia de economía de nuestros legisladores, encargados de redactar y promulgar las reglas del juego en materia de economía, mismas que dejan mucho que desear, hasta los intereses pecuniarios de grupos empresariales, que deberían estar sujetos a la disciplina de la competencia, misma que en muchos sectores de la actividad económica, así como en muchos mercados de la misma, no es, ni remotamente, la que podría ser.

¿Qué hacer para expander los mercados internos? La respuesta pasa por varios pasos: 1) Incrementar el consumo de los mexicanos, para lo cual se requiere: 2) incrementar los ingresos de los mexicanos, para lo cual es indispensable: 3) elevar la productividad del trabajo, lo cual demanda inversiones, sobre todo en maquinaria y equipo, sin olvidar la inversión en educación y capacitación, para lo cual resulta indispensable: 4) apuntalar la competitividad del país, definida como la capacidad de la nación para atraer, retener y multiplicar inversiones, apuntalamiento de la competitividad que demanda cambios que van desde el aspecto tributario y presupuestario hasta la cuestión de la infraestructura de comunicaciones y transportes, pasando por un largo etcétera.

¿Qué hacer para dinamizar, lo más posible, el consumo en México o, dicho de otra manera, para lograr la máxima expansión posible del mercado interno? La respuesta nos remite, nuevamente, al tema de la competitividad, que es el talón de Aquiles de la economía mexicana: lugar 66 entre 134 naciones, y calificación de 5.98 en escala de uno a diez, según el Índice de Competitividad Global del Foro Económico Mundial. El camino es largo, pero es el único que hay, y cualquier atajo que se pretenda tomar no nos llevará a la meta, como lo puede ser el aumento en el gasto del gobierno financiado con emisión primaria de dinero, de tal manera que sea el gobierno el que gaste más por todos, lo cual solamente alimentaría a la inflación, suponiendo que el Ejecutivo Federal pudiera ordenarle al Banco de México emitir dinero y dárselo para que lo gaste, algo que hoy, autonomía del banco central de por medio, resulta, ¡tal y como debe ser!, imposible.

La expansión del mercado interno pasa por resolver el reto de la competitividad, del cual mucho se habla, y con relación al cual poco se hace, dejándose pasar, miserablemente, oportunidades de progreso, desarrollo y bienestar para todos.

• Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus