Hablando en plata
May 13, 2011
Luis Pazos

El PRI ¿le apuesta a la inseguridad en 2012?

Los priístas no sólo le apuestan a un menor crecimiento y al desempleo, también a una mayor violencia en el país, para presentarse ante los electores como la solución a la inseguridad generada por el crimen organizado.

La actuación de los priístas en el Poder Legislativo los sitúa como los principales enemigos de las reformas para que el país crezca más y se creen nuevos empleos. Pero no sólo le apuestan a un menor crecimiento y al desempleo, también a una mayor violencia en el país, para presentarse ante los electores como la solución a la inseguridad generada por el crimen organizado.

Los fundamentos de esta tesis se basan en los siguientes hechos:

1.- Los estados con el mayor número de homicidios en el 2010 eran gobernados por priístas ese año: Chihuahua, Sinaloa y Tamaulipas y a pesar de ello, niegan que el problema sea también del PRI.

2.- En el Congreso, las leyes para combatir eficientemente al crimen han sido frenadas por la bancada priísta.

3.- Varios de los gobernadores, legisladores y dirigentes priístas, no se han comprometido públicamente con la lucha contra el crimen organizado. Aceptan o promueven el mito de que el Presidente Calderón es el único responsable de la violencia y hablan de “la guerra de Calderón”, como si ellos no tuvieran obligación de enfrentarla ni fuera su problema.

Piensan que si disminuye la inseguridad en México antes de las elecciones presidenciales, perderá votos el PRI en favor del PAN y, al contrario, si llegamos a las elecciones con bajos crecimientos económicos, desempleo y una mayor inseguridad, tendrán más posibilidades de regresar al poder.

Esa estrategia es una de las causas por la que varios gobernadores y legisladores priístas nadan de a “muertito” ante homicidios, extorciones y otros ilícitos que, en base a la Constitución, son la primera instancia para resolverlos.

La mayoría de los priístas en lugar de ayudar a lidiar al toro, como es su obligación ética y jurídica, sólo observan la corrida desde la barrera y muchos de ellos le chiflan al torero.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

El problema, para los dictadores, es que no pueden eliminar la libertad del ser humano. Sólo pueden prohibir su ejercicio, prohibición a la que se opone, precisamente, la libertad.

Othmar K. Amagi
Entrar
Encuesta de la semana
Termina la era “TLCAN” y comienza la era “T-MEC”. ¿Considera que será suficiente para remolcar a la economía mexicana y hacerla crecer a pesar de que los motores internos están apagados (consumo, inversión, inversión gubernamental)?
Artículos recientes...