VIERNES, 16 DE DICIEMBRE DE 2011
Por respeto a la verdad (I)

¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Ricardo Valenzuela
• Mexicanos, ustedes no merecen ser libres

Arturo Damm
• Capitalismos

Isaac Katz
• Viejos pobres (I)

Arturo Damm
• Contubernio entre poderes

Víctor Hugo Becerra
• México: País de esclavos

Arturo Damm
• Los dos poderes

Manuel Suárez Mier
• Hacia la elección de 2020 en EU


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Cuando de estabilidad económica se trata, la balanza se inclina a favor de los panistas y en contra de los priístas. ¿Cuál es entonces el gran reclamo en contra de los gobiernos panistas?”


Recientemente han estado circulando por la red comparaciones de los resultados que, en materia económica, se obtuvieron con los últimos gobiernos del PRI, y de los que se han obtenido con las primeras administraciones del PAN y, al menos considerando la información presentada, sobre todo la relacionada con la estabilidad, que cuando de estabilidad económica se trata es principalmente de precios, la balanza se inclina a favor de los panistas y en contra de los priístas.

Sin embargo, por respeto a la verdad, hay que distinguir entre los resultados obtenidos y las causas de los mismos, y centro la atención en el caso de la estabilidad de precios, que se manifiesta en una inflación promedio anual de 4.5 por ciento durante la primera década de este siglo XXI, y que es consecuencia, principalmente, de la autonomía del Banco de México, que ha dado como resultado que el Poder Ejecutivo ya no pueda ordenar al banco central producir dinero y dárselo para financiar parte del gasto gubernamental, autonomía que se le debe a Carlos Salinas de Gortari, a quien además se le debe la primera generación de reformas estructurales (estamos a la espera de la segunda), que en su momento apuntalaron a la economía mexicana, desde las privatizaciones hasta el TLC con Estados Unidos y Canadá, sin olvidar, ¡muy importante!, la disciplina fiscal. Claro que los de Salinas de Gortari fueron otros tiempos, en los cuales el PRI tenía la mayoría en el Congreso, y a toda iniciativa reformista del presidente se le decía que sí, tiempos que ya no fueron, ni los de Zedillo, ni los de Fox, ni los de Calderón, por lo que ahora a muchas iniciativas reformistas del presidente se les dice que no.

Hay que tener en cuenta, no por otro motivo más que por el respeto a la verdad, que buena parte de los buenos resultados en materia de economía, como lo es la estabilidad de precios, se le deben a las reformas salinistas, y escribo salinistas y no priístas porque el PRI, como institución con un conjunto de valores y principios compartidos por sus miembros, es una entelequia, y si no lo creen a ver quién explica cómo un priísta, como lo fue López Portillo, gubernamentalizó la banca comercial, para que dos sexenios después, otro priísta, Salinas de Gortari, la volviera a concesionar a la iniciativa privada. ¿Cuál es el verdadero PRI? ¿El de López Portillo o el de Salinas de Gortari?

Además, volviendo al tema de la estabilidad de precios, con todo lo que ello supone, por ejemplo, en materia de tipo de cambio (precio del dólar) y de tasa de interés (precio del crédito), no hay que olvidar que ella no es mérito del Ejecutivo Federal, sino del Banco de México, el banco central del Estado mexicano, autónomo del Gobierno Federal.

¿Cuál es el gran reclamo en contra de los gobiernos panistas? Su incapacidad para negociar, con los legisladores de otros partidos, las reformas estructurales indispensables para apuntalar a la economía mexicana.

Continuará.

• Reformas estructurales • Problemas económicos de México • PRI • PAN

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus