VIERNES, 10 DE FEBRERO DE 2012
De Lula a López Obrador

¿Usted apoya la suspensión de la aplicación de la Ley Federal de Remuneraciones ordenada por la Suprema Corte?
No
No sé



“El gran triunfo del liberalismo es lo que ha logrado en relación a la limitación del poder.”
Guillermo Cabieses

Luis Pazos







“López Obrador, para tener credibilidad entre el sector empresarial y la clase media pensante, que considera las reformas como necesarias, tendría que renunciar a todo lo que ha predicado en sus 8 años de campaña.”


Al analizar la nueva imagen que quiere crear el candidato del PRD, Andrés Manuel López Obrador, opuesta a la de enfrentamientos y radicalismo con que se posicionó en años anteriores, es en parte una copia de las estrategias electorales del ex presidente de Brasil Lula da Silva.

Lula da Silva se comprometió a mantener vigentes las reformas que inició Fernando Cardoso de acuerdo con el Congreso para sacar al país de la inflación, devaluación y desórdenes económicos que heredó. Fernando Cardoso privatizó un gran número de empresas estatales, entre ellas las siderúrgicas y las compañías telefónicas. Abrió la explotación petrolera a empresas extranjeras y permitió en Petrobras, empresa estatal, socios privados y la obligó a cotizar en bolsa.

Subió la edad de pensionados de 60 a 65 años en los hombres y de 55 a 60 años en las mujeres y limitó el monto de las pensiones al equivalente a 10 salarios mínimos. Promulgó la ley de responsabilidad fiscal que limitó déficit presupuestales. Logró que el congreso obligara a dar cuentas a gobernadores y alcaldes sobre el uso de los recursos.

Nos preguntamos ¿López Obrador sería capaz de apoyar esos cambios y comprometerse con los empresarios a realizar los que faltan? Reformas parecidas a las brasileñas las implementó Salinas en México para frenar las hiperinflaciones y macro devaluaciones que habían generado las administraciones priístas de los años 70 y 80. Esos cambios provocaron la salida de muchos priístas, entre ellos la de Andrés Manuel López Obrador, que se fue al PRD.

López Obrador, para tener credibilidad entre el sector empresarial y la clase media pensante, que considera esas reformas como necesarias, tendría que renunciar a todo lo que ha predicado en sus 8 años de campaña.

Lula no llegó a la presidencia sólo por su estrategia electoral, sino porque se comprometió por escrito, no tan solo a respetar, sino a continuar con los cambios que inició Cardoso y lo cumplió, así como lo está haciendo la nueva presidenta de Brasil, Dilma Rouseff.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus