VIERNES, 24 DE FEBRERO DE 2012
México ¿mejor que EUA y Europa en 2011?

¿Se debe utilizar una parte de las reservas del Banco de México para financiar la reconstrucción?
No
No sé



“Existe una tiranía en el vientre de cada utopía.”
Bertrand de Jouvenel

Luis Pazos









“A pesar de los buenos resultados económicos de México en 2011, pareciera que el PRI le apostó a un menor crecimiento y al desempleo como un entorno más favorable en 2012 para regresar a la Presidencia.”


A pesar que en el Congreso se obstaculizaron las reformas en materia fiscal, energética y laboral, México tuvo en 2011 mejores resultados económicos que los Estados Unidos y la mayoría de los países europeos.

La inflación fue menor al 4%, una de las más bajas de la historia de México. El desempleo no llegó a los niveles críticos como los de EUA y Europa, ni tan grave como el sufrido en nuestro país en la crisis del 95. El tipo de cambio en los últimos 12 años tuvo una estabilidad no vista en las décadas anteriores. La tasa de interés de referencia (TIIE) bajó del 17% en el 2000 a un 4.8% en 2011.

La deuda del país se considera más sólida en los mercados internacionales que la de los países europeos. Mientras los países europeos, como Italia y España, colocaron deuda a una tasa de 7.3 y 5.37% respectivamente, México, en 3.7%, lo que significa que hay mayor confianza financiera en México que en esos países europeos.

La deuda externa de México en promedio está pactada a más años, 18, que la deuda gubernamental de los Estados Unidos, 10 años. En siglos pasados hubo épocas en que parte de la deuda pública mexicana tenía vencimientos a 3 meses (tesobonos) por la poca confianza de los mercados internacionales en el gobierno mexicano.

En el siglo pasado, quebró dos veces el sistema bancario mexicano por las políticas desordenadas gubernamentales; en el presente siglo, a pesar de que la crisis internacional les pegó fuerte a los grandes bancos del mundo, los bancos mexicanos se encuentran entre los más sólidos. Sus reservas están por arriba de las marcadas por la ley y sus índices de morosidad por debajo de lo que puede considerarse riesgoso.

El pendiente de México es el crecimiento y aunque en 2011, con cifras preliminares, fue de casi un 4%, por arriba del 1.8% de los EUA, del 1.6% de la zona europea y del 2.9% de Brasil, podía haber sido del 5 al 6%, si el Congreso hubiera aprobando las reformas estructurales que en varias ocasiones presentó el Ejecutivo y por estrategias políticas fueron rechazadas por el PRI. Pareciera que ese partido le apostó a un menor crecimiento y al desempleo como un entorno más favorable en 2012 para regresar a la Presidencia.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus