VIERNES, 11 DE MAYO DE 2012
Peña Nieto miente

¿Usted apoya la suspensión de la aplicación de la Ley Federal de Remuneraciones ordenada por la Suprema Corte?
No
No sé



“El gran triunfo del liberalismo es lo que ha logrado en relación a la limitación del poder.”
Guillermo Cabieses

Arturo Damm







“Peña Nieto miente al afirmar que México vive la peor crisis económica de los últimos 80 años. Aquí está la prueba...”


En evento realizado por la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros, la AMIS, el candidato del PRI a la presidencia (así, con minúsculas, para evitar tentaciones), afirmó que “México vive la peor crisis económica de los últimos 80 años”, lo cual no es, ¡ni remotamente!, cierto, de entrada por dos razones. Primera: hoy enfrentamos problemas económicos, algunos graves, pero no hay que confundir problemas económicos con crisis económica, como lo fue la recesión del primer semestre del 2009, recesión que, en términos generales, ha sido superada. Segunda: si comparamos el desempeño reciente de la economía mexicana con el que tuvo, por ejemplo, en las décadas de los setentas y ochentas del siglo pasado, hace de ello entre treinta y cuarenta años, y usamos para la comparación las variables más socorridas (Producto Interno Bruto, inflación, tasa de desempleo, tasa de interés, tipo de cambio, por citar algunas), nos damos cuenta que, ¡ni por asomo!, los mexicanos estamos padeciendo hoy “la peor crisis económica de los últimos ochenta años”.

Centrando la atención en las dos variables que mejor muestran las condiciones generales de una economía – el Producto Interno Bruto, es decir, la producción de bienes y servicios, y con ella la generación del ingreso, y la inflación, es decir, el comportamiento del Índice de Precios al Consumidor -, y comparando, por ejemplo, el sexenio de Miguel De la Madrid Hurtado (1982 – 1988) con los cinco primeros años del sexenio de Calderón, tenemos lo siguiente. 1) Crecimiento promedio anual del Producto Interno Bruto: 0.34 por ciento con De la Madrid, 1.60 con Calderón. 2) Inflación promedio anual: 86.71 por ciento con De la Madrid, 4.42 con Calderón.

Con relación a lo escrito en el párrafo anterior debo decir tres cosas. 1) El sexenio de De la Madrid entra dentro de los ochenta años de los que habló Peña Nieto. 2) Durante el sexenio de Calderón el crecimiento del Producto Interno Bruto fue mayor que durante el sexenio de De la Madrid, al tiempo que la inflación fue menor, mayor crecimiento del Producto Interno Bruto, y menor inflación, que apuntan en la dirección correcta: más bienes y servicios, más poder de compra. 3) Si bien es cierto que el crecimiento del Producto Interno Bruto en los primeros cinco años del sexenio calderonista resultó mayor que el registrado a todo lo largo de la administración delamadridista, lo cual en términos relativos resulta positivo, en términos absolutos, con ese promedio de 1.60 por ciento, resulta mediocre, mediocridad que ha sido el resultado, en primer lugar, de la recesión que, desde los Estados Unidos, nos pegó en 2009 (año en el cual el Producto Interno Bruto se contrajo 6.2 por ciento) y, en segundo término, de la ausencia de reformas estructurales – fiscal, laboral, energética, etc. -,  ausencia que ha sido responsabilidad, sobre todo, de los legisladores priístas, quienes sistemáticamente se dedicaron, en esta y en la pasada legislatura, a rechazar las propuestas de reforma estructural del Poder Ejecutivo, impidiendo así un mejor desempeño de la economía mexicana.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus