Pesos y contrapesos
May 25, 2012
Arturo Damm

¿Confianza en el mercado?

¿Qué tan eficaz es la intervención de la Comisión de Cambios para superar las condiciones de “incertidumbre y falta de liquidez en el mercado cambiario”? ¿Qué hubiera pasado si no se hubiera dado esa intervención?

Cada vez que el tipo de cambio peso – dólar1/ aumenta, de un día para otro, más de un 2 por ciento, el Banco de México debe subastar 400 millones de dólares o, dicho de otra manera, debe incrementar la oferta de dólares en el mercado cambiario por una cantidad de 400 millones de dólares (http://www.banxico.org.mx/dyn/informacion-para-la-prensa/comunicados/politica-cambiaria/comision-de-cambios/%7B6F29BA95-16BF-8348-56C3-880C3F0682DA%7D.pdf), con el fin, al final de cuentas, de reducir las presiones devaluatorias sobre el tipo de cambio peso - dólar, subasta a la que recurrió el pasado miércoles 23, y que me sirve para afirmar que los miembros de la Comisión de Cambios, integrada por funcionarios, tanto del Banco de México, como de la Secretaría de Hacienda, consideran que el mercado cambiario funciona bien en situaciones normales (que por definición, según el comunicado del banco central antes mencionado, son aquellas en las cuales el tipo de cambio no aumenta más de un 2 por ciento de un día para otro), pero no en las anormales (que, nuevamente por definición, son aquellas en las cuales, de un día para otro, el tipo de cambio aumenta más de dos puntos porcentuales), momento en el cual el Banco de México debe intervenir, muestra de la falta de confianza de los miembros de la Comisión de Cambios en el funcionamiento del mercado cambiario, sobre todo en situaciones anormales.

Con relación a dicha intervención (ojo: ¡intervención!) de la autoridad en el mercado cambiario hay que preguntarse lo siguiente: 1) ¿qué tan eficaz es para superar las condiciones de “incertidumbre y falta de liquidez en el mercado cambiario”? y 2) ¿qué hubiera pasado si no se hubiera dado esa intervención?

La primera pregunta la podemos contestar, con todas las limitantes del caso, recurriendo a los hechos: el miércoles el tipo de cambio cerró en 14.10 pesos por dólar; el jueves lo hizo en 14.15 pesos por dólar2/, lo cual no quiere decir que la subasta de dólares realizada por el Banco de México no haya contenido, que no es lo mismo que eliminado, y mucho menos que revertido, las presiones devaluatorias, lo cual se entiende a partir de la siguiente pregunta: si no hubiera habido subasta, ¿la devaluación hubiera sido mayor?, momento de recordar, antes de responder, que el hubiera es el verbo haber conjugado a lo idiota, lo cual quiere decir que la única respuesta sensata es: quién sabe.

La respuesta a la segunda pregunta depende del plazo que estemos considerando, debiendo señalar que, si consideramos un plazo relativamente largo, y tomando en cuenta la influencia de los especuladores en el mercado cambiario, quienes compran relativamente barato con el fin de vender relativamente caro, el tipo de cambio, cuando la oferta del dólar sea mayor que su demanda, es decir, cuando los especuladores vendan para obtener su ganancia, bajará de manera natural. ¿Cuándo? Ojalá y lo supiera. ¿Cuánto? Tampoco lo sé.

1/ En concreto el Fix.

2/ A la venta al menudeo.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Una tendencia lamentable en el desarrollo de la ciencia económica en las últimas décadas ha sido el considerar al Estado y no al emprendedor como el actor principal del proceso económico.

Rafael Ramírez de Alba
Entrar
Encuesta de la semana
Simpatizantes de FRENAAA comenzaron un plantón en la CDMX pidiendo la renuncia de López Obrador. Ricardo Anaya anunció su regreso a la vida pública. Margarita Zavala impugnó la decisión del INE de no darle el registro como partido político a “México Libre”. ¿Qué tipo de oposición se requiere si se desea quitar a Morena la mayoría en el Congreso?
Artículos recientes...
Asael Polo Hernández
• La necesidad de las quiebras empresariales
Arturo Damm
• Ahorro
Arturo Damm
• Del gasto gubernamental
Isaac Katz
• Estado obeso (I)
Arturo Damm
• Oferta y demanda agregadas