Reflexiones libertarias
Mar 29, 2006
Ricardo Valenzuela

No le hagan cosquillas al nene

Estos tres hombres fueron los responsables de la devaluación mexicana tan sólo a unos días de la partida de Pedro Aspe quien, durantes sus seis años como Secretario de Hacienda, había combatido este demoníaco trío que nunca cejó en su intento.

Hace unas semanas, produje un escrito titulado Acres de Diamantes con el cual, intentaba cumplir dos objetivos pendientes: retomar la serie iniciada identificando vidas de éxito, y reencontrarme, en el plano intelectual, con uno de mis amigos de toda la vida, Juan Francisco González Iñigo, ahora popular autor de los muy esperados y controversiales obuses dinamiteros conocidos como LUPAS.

 

Kiko, como lo afirmara Hayek describiendo al gran Hazlitt, es uno de los buenos economistas que tenemos en México por una simple razón, en su paso por el TEC de Monterrey no estudió economía y, al igual que Hazlitt portaba un título universitario de periodista, porta el de Ingeniero Químico Administrador. Por ello, nunca fue contaminado con lo que en aquella época, inclusive en el TEC, nos envenenaban la mente para poder acomodarnos en el gran rompecabezas de complicidades que ha sido nuestro mercantilista país.

 

Sin embargo, hoy me toca desacuerdo con mi buen amigo y auque sé que, en multitud de ocasiones hace comentarios para que los rebates le lleguen como rectas al centro y luego, con su poderoso swing, sacarla por todo lo profundo del jardín central, entro pues en el coliseo de aquellos dispuestos a ser sacrificados

 

En sus últimas LUPAS hay tres afirmaciones con las que difiero:

 

1) “MALO es el mejor político entre la multitud aspirando a la presidencia.” No se qué medida haya utilizado para llegar a esa conclusión, pero si las calificaciones son provocadas por la conducta de un rufián para quien el estado de derecho es un estorbo, rodeado de mal vivientes y bandidos, quien deja el DF peor que Berlín al final de la guerra y, a pesar de ello, emerge oliendo como una rosa y arrastrando multitudes, vale este nuevo arquitecto de la plebecrácia. Sólo quiero señalar que esa fue también la gran habilidad de Hitler, Hugo Chávez, e inclusive, el mismo presidente Fox quien, exhibiendo ese carisma embriagador, llegó a la presidencia para luego, como el Mago de la Oz, develarse completamente diferente.

 

2) “Con MALO en la presidencia, no pasa nada puesto que hoy día los mercados no lo permitirían.” Yo pienso que tal afirmación es válida para hombres como Felipe González, Tony Blair que, además de sus múltiples activos, portan un gran sentido común. En especial, no son seres humanos que llegan al poder con el alma llena de resentimientos y con la espada en mano, invadidos por una especial histeria que MALO acompaña con ese sarcasmo y sonrisa demoníaca, impaciente para iniciar sus poderosos tajos. Cada vez que veo los arranques de Hugo Chávez, recuerdo los interminables discursos de Echeverría destilando su odio.

 

Pero además, MALO, al igual que Chávez, contaría con esa maldición conocida como La Sangre del Diablo. El embrutecedor petróleo que tantos estragos ha causado a la humanidad. Ese semilíquido pastoso que convierte a los tiranos en esos entes a los que, la soberbia les cubre las diminutas rendijas de sus ojos permitiéndoles viajar a ese mundo imaginario que ni siquiera Dante, en sus días de mayor inspiración, hubiera podido visualizar. Pero como lo afirmara el mismo Hazlitt; “siempre, no les quepa duda, el demonio cobra sus deudas.”

 

3) Kiko recomienda a MALO acudir a la sabiduría de Jeffery Sachs a quien acaba de leer. Hace diez años, otro economista de los no portadores del título, Jude Wannisky, escribió un interesante reporte cuestionando el rescate de México después de su ultima barrabasada revolucionaria: el error de Diciembre de 1994 y cito. “Usted hace referencia a tres fuentes en sus argumentos: El Subsecretario del Tesoro, Lawrence Summers, el economista en jefe del FMI, Stanley Fischer, y el economista de Harvard, Jeffery Sachs. Si su investigación no fuera tan irresponsable, se daría cuenta de que estos tres profesores embarrados de gis, durante años han trabajado en equipo para destruir las economías del mundo. Los tres son sólo burócratas que han desarrollado sus carreras en las nóminas de diferentes gobiernos.”

 

Continúa Wannisky. “Pero el más peligroso de la banda es Jeffery Sachs, cuya especialidad ha sido el estacionarse en las banquetas del FMI para acusarlo de inepto, sólo por no poder exprimir los dólares suficientes—extraídos a la sociedad civil vía impuestos—para contratar mas de sus compinches y así, proceder con su Apocalipsis mundial conocida como Terapia de Choque, la que en Rusia, usada para convertirla al capitalismo, casi provoca otra revolución bolchevique y retrasó el proceso veinte años.

 

Estos tres hombres fueron los responsables de la devaluación mexicana tan sólo a unos días de la partida de Pedro Aspe quien, durantes sus seis años como Secretario de Hacienda, había combatido este demoníaco trío que nunca cejó en su intento. El FMI y el Banco Mundial, controlados por ellos mismos, configuraban un imperio diabólico responsable de establecer las apuestas representando banqueros internacionales para luego, de forma cruel, lucrar a costa de los sufridos pueblos usando información privilegiada de la siguiente víctima de sus devaluaciones.

 

El recién fallecido Wannisky, termina su memo listando, en su opinión, a los diez hombres mas nefastos del mundo aquel 1996. Para ello, utiliza como referencia una creativa fórmula para medir el sufrimiento y dolor causado a la humanidad en sus cruzadas.

 

·         Michel Comdessus, Director del Fondo Monetario Internacional.

·         Jeffery Sachs. Economista que recorre el mundo destruyendo países cuando los convence de que, los buenos aparatos económicos son producto de sus terapias de choque.

·         Stanley Fischer. Economista en jefe del FMI.

·         Paul Krugman. Economista del Estado Microsoft que recorre el mundo para desanimar países en su apertura financiera.

 

Wannisky continuaba su lista y, con la visón que siempre lo caracterizó, ubicaba en el último lugar a nada menos que Saddam Hussein afirmando que, para el, las perversas intenciones de Saddam eran menos claras que las de los personajes anteriores. En 1981, Sachs publicaba un artículo en el que aseguraba: “Mi análisis es los suficientemente correcto para poder afirmar que mucho del crecimiento de los países subdesarrollados, es promovido por sus deudas que son reflejo del incremento de sus inversiones y no debe ser problema su repago. Esto es especialmente cierto para México y Brasil.”

 

Por esos mismos días, en una conferencia en el Bank of America en San Francisco, me tocaba escuchar cómo Milton Friedman, con profética certidumbre, anunciaba la quiebra de ambos y en septiembre de 1982, México declaraba la suya.

 

Entonces ¿Para que hacer cosquillas al nene si es risueño? Con Ramírez de la O tiene.

 



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
Durante el 1T de 2020 el PIB se contrajo -2.2 % en comparación anual y -1.2% vs trimestre anterior, esto antes de la crisis por el COVID-19. Con esto son 4 trimestres consecutivos con caída, ¿cuándo volveremos a observar crecimiento económico en México?
Artículos recientes...
Manuel Suárez Mier
• ¿Qué sigue a la crisis económica?
Arturo Damm
• El reto
Rodrigo Hernández
• Analfabetismo económico mexicano
Arturo Damm
• Ackerman, ¿victimario?
Ricardo Valenzuela
• La economía cósmica
Arturo Damm
• Decrecimiento, preocupante