JUEVES, 2 DE MAYO DE 2013
Los mitos laborales

¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• El misterio chileno

Arturo Damm
• Capitalismo de compadres (II)

Asael Polo Hernández
• ¿Liquidar o estabilizar?

Arturo Damm
• Capitalismo de compadres (I)

Ricardo Valenzuela
• Mexicanos, ustedes no merecen ser libres

Arturo Damm
• Capitalismos

Isaac Katz
• Viejos pobres (I)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Luis Pazos







“Los grandes sindicatos, como el de maestros, PEMEX, CFE y el IMSS, no han ayudado al desarrollo del país, son los causantes de enormes gastos, corrupción y subsidios que directa o indirectamente pagan los demás trabajadores.”


En el Día Internacional del Trabajo se conmemora a los llamados mártires de Chicago, anarquistas que murieron en 1886 en protestas por mejores salarios y una jornada laboral de 8 horas.

En aquel tiempo se pensaba, aún en EUA, que a través de los grandes sindicatos, huelgas, presiones a los patrones y al gobierno, los trabajadores lograrían mejores salarios y niveles de vida.

Las experiencias del siglo pasado demuestran que en los países donde hubo gobiernos que se decían de los trabajadores, se expropiaron empresas privadas, se impusieron impuestos confiscatorios o el gobierno se convirtió en el principal o único capitalista, fue donde más aumentó el desempleo y disminuyeron los salarios reales.

Actualmente está claro para cualquier estudioso de las ciencias sociales, que no esté deformado por fanatismos ideológicos o políticos, que ni los sindicatos ni las legislaciones laborales proteccionistas, aumentan en forma sostenida los niveles de vida de la mayoría de los trabajadores. Lo más que logran es beneficiar a unos pocos a costa del desempleo o menores sueldos de la mayoría.

De nada sirven legislaciones laborales altamente proteccionistas para los trabajadores si no hay empleos. Y no hay empleos porque no hay inversión y no hay inversión porque a los inversionistas los desincentivan los sindicatos y las excesivas leyes laborales, como lo demuestran las experiencias del siglo pasado.

En México los grandes sindicatos, como el de maestros, PEMEX, CFE y el IMSS, no han ayudado al desarrollo del país, son los causantes de enormes gastos, corrupción y subsidios que directa o indirectamente pagan los demás trabajadores.

Ya es tiempo que enterremos mitos laborales que le han costado a México desempleo y migración de trabajadores a EUA, aunque han favorecido a líderes y a una minoría de sindicalizados privilegiados, que tienen altos salarios con poca productividad y pensiones del doble o triple de la mayoría de los trabajadores que sí producen.

• Buscadores de rentas • Sindicatos

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus