JUEVES, 20 DE FEBRERO DE 2014
Ifetel y COFECE ¿más competencia o más burocracia?

¿Usted considera que la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia es un golpe de estado?
No
No sé



El punto sobre la i
“La barrera infranqueable del ejercicio de los derechos de cada cual deben ser los derechos de los demás, que nos imponen el deber de respetarlos, deber que debemos asumir libremente. El que no todos estén dispuestos a asumirlo es la razón de ser del Estado.”
Félix de Jesús


Más artículos...
Ricardo Valenzuela
• El Estado ha iniciado su putrefacción

Arturo Damm
• ¿Desconfianza = desilusión?

Isaac Katz
• Protección de los derechos de propiedad

Arturo Damm
• Causa objetiva, razón subjetiva

Víctor Hugo Becerra
• Lula sigue siendo un ladrón

Arturo Damm
• Menor bienestar

Victor H. Becerra y Miguel A. Cervantes
• México aún necesita más, mucho más libre comercio


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Luis Pazos







“Ojalá los comisionados de la Ifetel y la COFECE fomenten la competencia y no solo aumenten los costos de transacción, que en una economía globalizada resta competitividad a empresas nacionales.”


La COFECE (Comisión Federal de Competencia Económica) y la Ifetel (Instituto Federal de Telecomunicaciones) pueden tomar un camino que incremente la competencia, beneficie a los consumidores y así justificar socialmente su existencia; pero hay el peligro de convertirse en instituciones que aumenten los gastos de las empresas, los tiempos para realizar transacciones y generen inseguridad jurídica, en tal forma que las pérdidas sociales sean mayores a los beneficios.

Para evitarlo, quienes legislan las leyes secundarias y los comisionados de la COFECE y los de la Ifetel, deben tener claro que los monopolios artificiales surgen y se mantienen por leyes y reglamentos que impiden competir a cualquier persona o empresa interesada en un sector. La primera labor de los legisladores y funcionarios de esas dependencias debe ser identificar leyes, reglamentos, circulares o posturas del ejecutivo federal, gobiernos estatales y municipales, que amparen los monopolios. Los peores enemigos de la competencia no son las grandes empresas, sino las leyes y funcionarios que favorecen los monopolios. Hay empresas chicas monopólicas y grandes que enfrentan competencia. Ifetel y COFECE deben luchar por suprimir todas las barreras de entrada, legales y administrativas, que impiden la competencia en varios sectores. Los monopolios artificiales no los define el tamaño de las empresas, sino una posición jurídica y administrativa privilegiada. No es dividiendo empresas, obstaculizando fusiones o controlando precios como se combaten los monopolios. Esas estrategias solo aumentan costos y trámites que recaen sobre los consumidores.

Más competencia no se logra con que 7 funcionarios y no millones de consumidores, decidan arbitrariamente el tamaño de cada empresa o los precios a los que deben vender. Es necesario el combate a todos los entornos monopólicos, aunque no sean muy ostentosos para los comisionados, como los de grupos de taxistas en varios aeropuertos y estados, que con la complacencia o complicidad de autoridades, impiden que cualquier persona ajena a su gremio transporte turistas en “su territorio”.

Ojalá los comisionados de la Ifetel y la COFECE fomenten la competencia y no solo aumenten los costos de transacción, que en una economía globalizada resta competitividad a empresas nacionales.

• Competencia • Control de precios • Monopolios

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus