JUEVES, 24 DE JULIO DE 2014
PRD ¿conservador del viejo PRI?

¿Usted considera que las acciones del actual gobierno concuerdan con sus propuestas de política industrial?
No
No sé



El punto sobre la i
“El dinero en efectivo es una garantía de libertad individual, por su eficiencia, versatilidad, irrastreabilidad y anonimato.”
Víctor H. Becerra


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Estancamiento sincrónico

Arturo Damm
• Riqueza

Roberto Salinas
• Libertad económica

Luis Pazos
• Cero crecimiento en 2019, ¿por qué?

Arturo Damm
• Empobrecimiento

Isaac Katz
• Competitividad

Ricardo Valenzuela
• La sarna del congreso de EU


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Luis Pazos







“Parece que los perredistas son los representantes del sindicato petrolero, de los contratistas y políticos corruptos, los únicos beneficiarios de que no se abra el sector petrolero a la competencia.”


El PRI siempre se dijo y actuó como un partido de izquierda, con ciclos radicales y moderados. En los 80 hizo crisis el estatismo populista y a Salinas no le quedó más salida que desestatizar y desregular. Una fracción del PRI, la más apegada a la izquierda, lo acusó de traicionar la “revolución”, abandonaron el PRI y formaron el PRD.

En las recientes reformas el PRD dejó clara su posición de conservar las viejas estructuras priistas y oponerse a todo lo que huela a privatización y abandono de los monopolios de Estado. Lo único que apoyó el PRD, junto con el PRI, fue el aumento de impuestos, que según ellos, es para quitarle a los ricos y darle a los pobres, pero en realidad ha sido para que gaste más el gobierno federal y trasmitir más recursos a gobiernos estatales priistas y perredistas.

Mediatizaron la reforma laboral y votaron en contra, pues según ellos perjudicaba a los trabajadores, pero fue porque se sentían cómodos con el viejo corporativismo priista al que medio debilitó esa reforma al igual que la educativa.

En la reforma de telecomunicaciones incorporaron varios cambios que complicaron y le encarecieron a las empresas cumplir con la ley. A la hora de aprobarla, a la usanza del PRI del siglo pasado, recibieron la orden del jefe de su partido de votar en contra, incumpliendo acuerdos de sus legisladores.

En la reforma energética se opusieron a los cambios constitucionales para abrir el sector a la competencia y han defendido a capa y espada al monopolio estatal. Pareciera que  son los representantes del sindicato petrolero, de los contratistas y políticos corruptos, los únicos beneficiarios de que no se abra el sector petrolero a la competencia.

El papel de “conservadores” contra la reforma energética, de quienes se dicen representantes de la izquierda en México, es claro, lo que no es claro es si lo hacen por motivos ideológicos o por acuerdo subrepticio con quienes por décadas han saqueado a Pemex, para que les den dinero en las elecciones como a los priistas (Pemexgate) el siglo pasado.

• Buscadores de rentas • PRD

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus