LUNES, 19 DE ENERO DE 2015
Desempleo en 2014, buenos resultados

Usted cree que en estos momentos México es...
Un país estable y sin crisis
Un país en bancarrota



“La democracia totalitaria cree que el poder de la mayoría (que nunca es la voluntad de todos) es absoluto y que ella, por definición, actúa por el bien del conjunto, representa la verdad y no puede errar. Dicho poder público no tiene limitaciones.”
Lucía Santa Cruz

Arturo Damm







“Lo que importa es cuánto baja el desempleo, no cuántos empleos se crean”


En 2013 tuvimos una tasa de desocupación nacional del 4.91 por ciento de la población económicamente activa, formada por todos los mexicanos, hombres y mujeres, mayores de 15 años, que buscan trabajo: si lo encuentran se vuelven población ocupada, si no lo encuentran, y siguen buscando, son población desocupada que, repito, en 2013 fue del 4.91 por ciento de la población económicamente activa. En 2014 fue menor, del 4.83 por ciento, apuntando en la dirección correcta, que se observó a todo lo largo del segundo semestre del 2014.

En julio del 2014 la tasa de desocupación nacional fue del 5.47 por ciento de la población económicamente activa; en agosto bajó al 5.19; en septiembre bajó al 5.09; en octubre bajó al 4.78; en noviembre bajó al 4.53, y en diciembre, con una nueva baja, se ubicó en 3.76, por debajo de los cuatro puntos porcentuales, por primera vez desde la recesión del 2009, una de cuyas consecuencias fue un repunte considerable en la tasa de desocupación nacional, desde promedios por debajo de los cuatro puntos porcentuales, hasta tasas por arriba del seis por ciento.

¿Qué tuvimos? En primer lugar, cinco meses seguidos, de agosto a diciembre, con la tasa de desocupación nacional a la baja, lo cual dio como resultado una reducción en la misma del 31.3 por ciento, que no fue poca cosa. En segundo término, por primera vez desde la recesión de 2009, una tasa de desocupación nacional por debajo de los cuatro puntos porcentuales, lo cual tampoco fue poca cosa. En resumen: buenos resultados, en materia de desocupación, a lo largo del segundo semestre del 2014.

Comparemos. Tasa de desocupación nacional en diciembre de 2010, 4.94 por ciento de la población económicamente activa; 2011, 4.51; 2012, 4.40; 2013, 4.27; 2014, la ya citada (y aplaudida) de 3.76 por ciento.

Para terminar un comentario. El desempeño del mercado laboral se puede medir, o por la creación de puestos de trabajo, por ejemplo: en el sector formal de la economía, o por la evolución de la tasa de desocupación, ya sea la nacional, ya la urbana, ya cualquier otra. ¿Cuál de las dos opciones es la correcta para tener la idea más clara posible del desempeño del mercado laboral? Veamos. En 2014 se crearon, en el sector formal de la economía, 714 mil 526 nuevos empleos, 35.2 por ciento más que en 2013. En 2014 la tasa de desocupación nacional bajó de 4.91 por ciento a 4.83. ¿Cuál de los dos datos nos da una mejor idea del desempeño del mercado laboral? El segundo (lo que importa es cuánto baja el desempleo no cuántos empleos se crean) y éste tuvo, en el segundo semestre del 2014, un buen desempeño.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus