VIERNES, 18 DE SEPTIEMBRE DE 2015
Libres, ¿de verdad? (II)

¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Asael Polo Hernández
• ¿Liquidar o estabilizar?

Arturo Damm
• Capitalismo de compadres (I)

Ricardo Valenzuela
• Mexicanos, ustedes no merecen ser libres

Arturo Damm
• Capitalismos

Isaac Katz
• Viejos pobres (I)

Arturo Damm
• Contubernio entre poderes

Víctor Hugo Becerra
• México: País de esclavos


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“¿Quién es responsable por el déficit de libertad que padecemos los mexicanos?”


Por estas fechas, las de la Independencia, vale la pena preguntarnos ¿qué tan libres somos los mexicanos? ¿Qué tanta libertad se nos reconoce y garantiza? ¿Somos todo lo libres que deberíamos ser? Y si no, ¿quién es responsable por ese déficit de libertad?

Para responder recurro al Human Freedom Index, del Cato Institute, y al Index of Economic Freedom, de la Heritage Foundation. El primero mide el estado que guarda la libertad personal, civil, y económica en 152 naciones. El segundo, como su nombre lo indica, centra la atención en la libertad económica, y lo hace en 178 países. En ambos casos se incluye a México, cuyas posiciones y calificaciones son una vergüenza, muestra del déficit de libertad que padecemos en este país.

En materia de libertad humana (personal, civil y económica) México ocupa, entre los 152 países considerados, y según el índice correspondiente a 2015, el lugar 95. Y si del lugar pasamos a la calificación, en la típica escala del 1 al 10, ésta es de 6.7.

En materia de libertad económica nuestro país ocupa, entre las 178 naciones consideradas, y también según el índice correspondiente al 2015, la posición 59, con una calificación, nuevamente en escala del 1 al 10, de 6.6.

En ambos casos –posición y calificación– hay una buena noticia y una mala. Posición: la buena es que estamos lejos de los últimos lugares; la mala es que igualmente lejos estamos de los primeros. Calificación: la buena es que pasamos; la mala es que lo hicimos de panzazo. Todo ello se resume en una sola palabra: mediocridad, y mediocridad en un tema, como lo es el de la libertad, en el cual el resultado debería ser de excelencia.

¿Quién es el responsable de ese déficit de libertad? El gobierno, que no se conforma con ser nada más gobierno, pretendiendo ser desde ángel de la guarda hasta hada madrina, lo cual lo intenta limitando o eliminado la libertad individual. Revisen los índices: Human Freedom Index, Index of Economic Freedom.

• Liberalismo • Libertad económica

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus