Pesos y contrapesos
Oct 2, 2015
Arturo Damm

Depreciación y comercio exterior (II)

Ante una depreciación cambiaria, todas las otras variables que determinan el comportamiento de las exportaciones deben permanecer constantes para éstas aumenten, lo cual raramente sucede.

La lógica económica nos permite predecir que si el peso se deprecia frente al dólar, dado que las importaciones se encarecen en términos de pesos, y las exportaciones se abaratan en términos de dólares, disminuirán las primeras y aumentarán las segundas. Entre enero y agosto pasados el peso se depreció 13.2 por ciento frente al dólar y en ese mismo período de tiempo, comparado con lo sucedido entre enero y agosto de 2014, las importaciones disminuyeron 0.2 por ciento y las exportaciones, que según la lógica económica deberían haber aumentado, también disminuyeron: 2.8 por ciento. ¿Falló la lógica económica? No. ¿Entonces? Veamos.

La afirmación “Si se deprecia el peso frente al dólar, dado que los productos mexicanos se abaratan en términos de dólares, lo cual beneficia a los consumidores extranjeros, quienes aumentarán la cantidad demandada de los mismos, las exportaciones mexicanas el resto del mundo aumentarán”, supone que todas las otras variables que determinan el comportamiento de las exportaciones (y por tanto de los exportadores mexicanos y de los consumidores extranjeros) permanecen constantes (el famoso ceteris paribus), lo cual raramente (por no decir nunca) sucede.

En el caso de México dos variables influyen en el comportamiento de las exportaciones: la producción de petróleo (de la que depende cuántos barriles se pueden exportar) y el precio del barril de petróleo de exportación (del cual depende cuántos dólares se reciben por barril exportado). En México el precio del barril de petróleo de exportación ha caído y eso ha afectado el comportamiento de las exportaciones.

Entre enero y agosto pasados las exportaciones totales cayeron, con relación al mismo período del año pasado, 2.8 por ciento: las petroleras cayeron 43.8 por ciento y las no petroleras aumentaron 2.6 por ciento. En agosto de 2014 las exportaciones petroleras sumaron 3 mil 136 millones de dólares y un año después, en agosto pasado, sumaron solamente 1 mil 560 millones, 50.2 por ciento menos, consecuencia de la caída en el precio del petróleo, que pasó de 90.80 a 39.91 dólares por barril.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

El gobierno es un mal necesario

Thomas Paine
Entrar
Encuesta de la semana
¿A quiénes deben ir dirigidos los apoyos por parte del gobierno en esta crisis provocada por el Covid19?
Artículos recientes...
Isaac Katz
• El discurso
Arturo Damm
• AMLO, deudófobo
Asuntos Capitales
• Inversión Fija Bruta
Víctor Hugo Becerra
• López Obrador: La gran estafa
Arturo Damm
• Consumo solidario
Manuel Suárez Mier
• Liderazgos fallidos