MIÉRCOLES, 24 DE FEBRERO DE 2016
Subastas, ¿fracasaron? (III)

¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Arturo Damm
• Neoliberalismo, ¿culpable?

Manuel Suárez Mier
• El misterio chileno

Arturo Damm
• Capitalismo de compadres (II)

Asael Polo Hernández
• ¿Liquidar o estabilizar?

Arturo Damm
• Capitalismo de compadres (I)

Ricardo Valenzuela
• Mexicanos, ustedes no merecen ser libres

Arturo Damm
• Capitalismos


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Las subastas no lograron evitar, mucho menos revertir, la depreciación del peso frente al dólar.”


Del 9 de diciembre del 2014, día en el que el Banco de México comenzó a subastar dólares, al 17 de febrero pasado, día en el que la Comisión de Cambios decidió suspender las subastas, las reservas de dólares del banco central pasaron de 192 mil 298 millones de dólares a 174 mil 401 millones, reducción de 17 mil 897 millones, equivalente al 9.3 por ciento. ¿Qué pasó con el tipo de cambio a lo largo de ese periodo? Aumentó de 14.37 a 18.39 pesos por dólar, resultando en una depreciación del 27.8 por ciento. Las subastas de dólares, ¿fracasaron?, razón por la cual la Comisión de Cambios las suspendió. Al respecto tres comentarios.

Primero. En el comunicado de prensa no se da la razón por la cual se suspenden las subastas. Solamente se informa que “en complemento a las acciones en materia fiscal (recortes) y monetaria (aumento en tasa) anunciadas (…) la Comisión de Cambios decidió suspender los mecanismos de venta de dólares de forma inmediata”.

Segundo. La Comisión de Cambios siempre dijo que el fin de las subastas era “procurar el funcionamiento ordenado del mercado cambiario nacional”, cualquier cosa que eso signifique, pero nunca fijo una meta cuantitativa, como podría haber sido, una entre varias posibilidades, una depreciación diaria no mayor a un X por ciento u, otra posibilidad, conseguir en tipo de cambio de X pesos por dólar en un tiempo determinado. Ante la falta de esta meta cuantitativa no hay manera de responder la pregunta de si las subastas fracasaron o no.

Tercero. La Comisión de Cambios anunció que, suspendidas las subastas, “no descarta la posibilidad de intervenir discrecionalmente en el mercado cambiario en caso de que se presenten condiciones excepcionales en el mismo”, nuevamente sin definir, cuantitativamente, cuáles podrían ser esas condiciones excepcionales, por ejemplo, una depreciación del X por ciento en una misma jornada.

El hecho es que, como lo apuntamos algunos, las subastas no lograron evitar, mucho menos revertir, la depreciación del peso frente al dólar.

• Tipo de cambio • Política cambiaria

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus