VIERNES, 11 DE MARZO DE 2016
Gasto gubernamental y crecimiento (II)

El PIB en todo 2019 se contrajo -0.1%. Dado que la política económica de este gobierno no cambiará, ¿cuál es su pronóstico para 2020?
<0%
Entre 0% y 1%
>1%



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Venenosa propaganda en Chile

Arturo Damm
• IED, de mal en peor

Luis Pazos
• Escasez de medicinas en hospitales públicos

Arturo Damm
• El PIB: monto y composición

Ricardo Valenzuela
• El nuevo bufón de América Latina

Arturo Damm
• PIB, cifra definitiva

Isaac Katz
• Viejos pobres (II)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“El que alguien demande algo es condición necesaria, pero no suficiente, para que ese algo aparezca en el mercado. ¿Qué hace falta?”


Los recortes al gasto gubernamental, ¿pueden frenar el crecimiento de la economía? ¿A mayor recorte menor crecimiento?

Para responder hay que tener en cuenta que el crecimiento de la economía se mide por el comportamiento de la producción de bienes y servicios, por el comportamiento del Producto Interno Bruto, PIB, de tal manera que para responder la pregunta de si el recorte al gasto gubernamental tendrá un impacto negativo sobre el crecimiento de la economía debemos preguntarnos si ese gasto, o parte del mismo, se destina a la producción de bienes y servicios. Solo en un caso: las inversiones gubernamentales en infraestructura. En todos los demás casos el gasto gubernamental genera demanda, pero no oferta, y no basta, como creen los keynesianos trasnochados (que desafortunadamente abundan: uno solo ya sería demasiado), con generar demanda para que se genere oferta, para que se produzcan bienes y servicios. Si así fuera resultaría fácil acabar con la pobreza. El hecho es que no es así.

El que alguien demande algo es condición necesaria, pero no suficiente, para que ese algo aparezca en el mercado. ¿Qué hace falta? Que ese algo se produzca, siendo la secuencia natural ésta: producción, oferta y venta, venta que solo tendrá lugar si el consumidor está dispuesto a comprar. Y para que ese algo se produzca se requiere que alguien (que por lo general es el empresario privado) invierta en su producción.

El recorte en el gasto del gobierno tendría un impacto negativo en el crecimiento de la economía si el mismo se destinara a la producción de bienes y servicios, es decir, si fuera mayoritariamente inversión, que no es el caso. En el Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2016 la inversión física (gastos destinados a la construcción y/o conservación de obra pública y a la adquisición de bienes de capital para la misma) representa el 19.9 por ciento del gasto total. Dos de cada diez pesos.

El recorte al gasto gubernamental, ¿frenará el crecimiento de la economía mexicana?

• Política fiscal • keynesianismo

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus