MARTES, 12 DE ABRIL DE 2016
Precios: El caso Uber (II)

¿Usted considera que la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia es un golpe de estado?
No
No sé



El punto sobre la i
“Los pobres nos facilitan el acceso al Cielo. Ya desde ahora son el tesoro de la Iglesia. Nos muestran la riqueza que no se devalúa nunca, la que une la Tierra y el Cielo, y por la que verdaderamente vale la pena vivir: el amor.”
Papa Francisco


Más artículos...
Luis Pazos
• México en el Índice de Progreso Social

Arturo Damm
• Economía y moral

Ricardo Valenzuela
• Moral, el árbol que da moras

Arturo Damm
• Reloj legislativo, artimaña

Víctor Hugo Becerra
• Bolivia: Cinco lecciones para México y América Latina

Arturo Damm
• El mundo laboral

Manuel Suárez Mier
• EU, ¿país poco competitivo?


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“¿Qué es un precio? ¿Qué tareas desempeña un precio? ¿Qué se requiere para que un precio desempeñe adecuadamente todas sus tareas?”


Para entender por qué ante el Hoy No Circula y el Doble Hoy No Circula, generalizados, el aumento de precios de parte de Uber fue la reacción correcta a favor de los consumidores, debemos comenzar respondiendo tres preguntas: ¿qué es un precio?, ¿qué tareas desempeña?, ¿qué se requiere para que las desempeñe correctamente?

¿Qué es un precio? Una razón de cambio, tanto de X por tanto de Y, precio que está relacionado con el costo (sobre todo el de oportunidad y el de producción), y también con el valor de la mercancía (que depende de la valoración del consumidor, no de las cualidades intrínsecas del bien o servicio), pero que no es, ni el costo, ni el valor, por lo que definirlo como “lo que cuestan la cosas” o “lo que valen las cosas” es un error. El precio es una razón de cambio, tanto de X por tanto de Y.

¿Qué tareas desempeña un precio? Primera: hacer posible el intercambio. Si entre el vendedor y el comprador no determinan un precio (lo que sucede cuando el precio máximo al que el demandante está dispuesto a comprar es menor que el precio mínimo al que el oferente está dispuesto a vender) no hay intercambio. Segunda: racionar el mercado, solucionando situaciones de escasez (la cantidad demandada es mayor que la ofrecida y el oferente sube el precio eliminándose, por la reacción de los demandantes, la escasez) o de abundancia (la cantidad ofrecida es mayor que la demanda y el oferente baja el precio desapareciendo, nuevamente por la respuesta de los demandantes, la abundancia). Tercera, derivada de la anterior: proveer información a los agentes económicos para tomar las mejores decisiones con el fin de elevar su bienestar.

Por último, ¿qué se requiere para que un precio desempeñe adecuadamente todas sus tareas? Que el oferente lo pueda modificar según cambien las condiciones del mercado, conforme varíe la relación entre la oferta y la demanda, precisamente lo que hizo Uber, reacción correcta a favor de los consumidores.

Continuará.

• Cultura económica • Control de precios

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus