MIÉRCOLES, 8 DE JUNIO DE 2016
Inversión Fija Bruta: Mal (III)

¿A quiénes deben ir dirigidos los apoyos por parte del gobierno en esta crisis provocada por el Covid19?
A las personas
A las empresas
Sólo a las Pymes
A todos
A nadie



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Asuntos Capitales
• Inversión Fija Bruta

Santos Mercado
• Después de la pandemia, a resolver la crisis económica

Manuel Suárez Mier
• Liderazgos fallidos

Arturo Damm
• Domingo, día clave

Fernando Amerlinck
• Hernán Cortés, el padre de la patria

Luis Pazos
• AMLO, ¿suicidio político?

Arturo Damm
• Lo ha dicho Negrete


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“El futuro, ¿es promisorio?”


La inversión directa (la que apuntala y abre empresas, produce bienes y servicios, crea empleos, y genera ingresos) es la causa eficiente del crecimiento económico (que se mide por el comportamiento de la producción de bienes y servicios), del cual depende la reducción de la escasez (mayor oferta de satisfactores) y, por lo tanto, el aumento del bienestar (mayor disposición de bienes y servicios).

Ya vimos, en las dos primeras entregas de esta serie, que el comportamiento de la Inversión Fija Bruta (IFB), que es un buen indicador de la inversión directa, resultó francamente malo durante el primer trimestre de este año. En términos anuales el crecimiento promedio mensual fue del 2.4 por ciento (5.5 un año antes) y, en términos mensuales, resultó del 0.33 por ciento (0.47 un trimestre antes). ¿Cómo afectará este mal desempeño de la IFB al crecimiento de la economía?

Una parte de la respuesta la encontramos en la Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado, que mes tras mes levanta el Banco de México. Analicemos cuál ha sido, en los últimos meses, la evolución de la expectativa en torno al crecimiento de la economía mexicana para este 2016: febrero, 3.38 por ciento (la mayor del año); marzo, 3.31; abril, 3.20; mayo, 3.09 (la menor del año). Los números hablan por sí solos.

Otra parte de la respuesta la tenemos en el Indicador Adelantado que, como su nombre lo indica, adelanta el camino de la actividad económica: por debajo o por arriba de la tendencia de largo plazo; a la alza o a la baja. Lo ideal es que se ubique a la alza y por arriba de la tendencia a largo plazo. Los datos para abril lo ubican por debajo de la tendencia a largo plazo y a la baja. Dicho indicador suma ya 19 meses a la baja y 7 por debajo de la tendencia de largo plazo. Dicho de la manera más sencilla posible: mal y empeorando.

El futuro, ¿es promisorio?

• Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus