Aquelarre Económico
Jul 1, 2016
Manuel Suárez Mier

“Dime por quién votas…”

Hoy el RU está inmerso en un caos político sin precedente. Muchos que votaron por el Brexit ahora se dan cuenta que fueron engañados. Es necesario indagar a los que promovieron la salida y mintieron descaradamente al electorado británico.

El título de mi columna de hoy intenta parafrasear el acertado refrán popular “dime con quién andas y te diré quién eres,” lo que viene a cuento por el tan comentado voto en el Reino Unido de la Gran Bretaña (RU) para salir de la Unión Europea (UE), el infame Brexit, pues es necesario indagar a los que promovieron la salida.

Esta reflexión surgió de una conversación en días pasados con colegas economistas de la Universidad de Chicago que aplauden Brexit como un acto soberano de defensa de la libertad individual y económica de los británicos ante la ciega y sorda dictadura socializante de la élite burocrática de Bruselas que solo atiende sus propios intereses.

Ese fue el mensaje, mendaz y exagerado, que crearon los líderes a favor del Brexit y que vendieron a un segmento de la población de notable ignorancia, que cree que los inmigrantes cuestan en servicios públicos mucho más de lo que aportan a la economía cuando es exactamente al revés, azuzando así su racismo anti-inmigrante.

¿Quiénes son los dirigentes a favor del Brexit? Una colección de individuos con cuestionadas personalidades y agendas extremas:

  • Nigel Farage, líder de UKIP –Partido por la Independencia del RU–, se ubica en la extrema derecha fascista, xenofóbica y racista.

  • Michael Gove, ultra neoconservador Ministro de Justicia en el gobierno del todavía Primer Ministro David Cameron. Paradójicamente, Gove nació en Escocia que votó a favor de permanecer en la UE y cuya Primer Ministro, Nicola Sturgeon, ya anunció que convocará a un nuevo referéndum para abandonar el RU y solicitar ingreso a la UE. Gove apoyó con entusiasmo la guerra en Iraq.

  • Boris Johnson, de la más decantada élite –Eton, Oxford–, embozado de populista hoy, fue alcalde de Londres por ocho años. Antes, periodista en Bruselas donde se engendró su escepticismo respecto a la UE. Su desaliñada mata de pelo rubio y sus declaraciones altisonantes lo hacen aparecer como la calca inglesa de Trump.

Estos señores y sus aliados le mintieron descaradamente a un electorado británico, temeroso de los cambios traídos por el avance tecnológico y la globalización, exagerando de manera fantástica los beneficios del Brexit y descartando los enormes costos para el RU: devaluación de la libra esterlina, caída en las bolsas de valores, una inminente y aguda recesión y el fin de Londres como centro financiero mundial.

Sin duda el principal responsable del Brexit es el propio Cameron quien durante años tergiversó la relación de la UE y el RU, exagerando sus costos y soslayando sus beneficios, sólo para contemporizar con el ala más reaccionaria y eurofóbica de su partido, prometiéndoles un referéndum que perdió y que era innecesario convocar.

Hoy el RU está inmerso en un caos político sin precedente, con un Primer Ministro obsoleto destruido y nadie en el horizonte que se perfile como líder del fracturado Partido Conservador. El opositor Partido Laborista está en el umbral del golpe de estado al renunciar el 75% de su liderazgo en rechazo Jeremy Corbyn, un comunista incapaz de ganar la elección general, en caso que hubiera una pronto.

Mientras tanto, el número de firmas que demandan un nuevo referéndum supera ya los 4 millones y muchos que votaron por el Brexit ahora se dan cuenta que fueron engañados. Además, se empieza a especular que el referéndum no constituye un mandato popular en un país como el RU con un sistema parlamentario bicameral.

¿Qué lección sacamos en Norteamérica, donde Donald Trump amenaza con denunciar nuestro TLC si Canadá y México rechazan renegociarlo en sus términos? Que debemos salir del letargo y montar una urgente e intensa campaña para neutralizar las falacias del demagogo, informando a los votantes de EU de los grandes beneficios derivados de nuestra unión productiva y comercial.

Es necesario hacerles ver que, como en el caso del Brexit, es indispensable votar contra quienes los conducirán al despeñadero.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
Más de 10,000 muertes por Covid-19 en México y la curva sigue en fase ascendente. El INEGI estima con su ETOE en 12 millones el número de personas que han perdido su trabajo, ¿se debe seguir manteniendo la economía cerrada?
Artículos recientes...
Arturo Damm
• ¿Recuperación?
Ricardo Valenzuela
• El bien vs el mal
Arturo Damm
• 12.5 millones
Krishna Avendaño
• Desesperación en el imperio
Arturo Damm
• Desconfianza