MIÉRCOLES, 13 DE JULIO DE 2016
15 razones contra la Reforma Educativa de EPN

¿Usted considera que la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia es un golpe de estado?
No
No sé



El punto sobre la i
“El socialismo es moralmente incorrecto, políticamente autoritario y económicamente imposible.”
Enrique Ghersi


Más artículos...
Luis Pazos
• Y el "Principio de no intervención"

Arturo Damm
• Pragmatismo

Ricardo Valenzuela
• El Estado ha iniciado su putrefacción

Arturo Damm
• ¿Desconfianza = desilusión?

Isaac Katz
• Protección de los derechos de propiedad

Arturo Damm
• Causa objetiva, razón subjetiva

Víctor Hugo Becerra
• Lula sigue siendo un ladrón


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Santos Mercado







“Algunas razones para derogar la Reforma Educativa de EPN, y 15 propuestas para construir una verdadera reforma educativa.”


Ante un sistema educativo obsoleto donde, por cualquier escala nacional o internacional, quedamos en los últimos lugares, el gobierno ha formulado un plan para reformar la educación. Pero diversas fuerzas organizadas del país la han tomado como pretexto para lanzar una lucha, por no decir guerra, contra el gobierno. En efecto, se oponen a la Reforma Educativa y piden que se derogue inmediatamente. Mucha gente vimos con simpatía dicha reforma pues aunque no resolvía problemas de fondo, al menos prometía algunos cambios. Hoy me sumo a los que están en contra de la reforma y expongo los siguientes argumentos.

  1. EVALUACIÓN. Los profesores siempre hemos evaluado a los alumnos, pero ahora se habla de evaluar a los profesores y eso ya no nos gustó, pero es necesario. El error radica en que el gobierno quiere ser el evaluador de los profesores mediante alguna de sus instituciones burocráticas. Es un error porque introduce el vicio de juez y parte. Lo más indicado para evaluar a los profesores deben ser los padres de familia, quienes son los que ven el resultado de la actividad en sus propios hijos. Los padres de familia deberían ser los que digan si un profesor es bueno o no y si debe seguir frente a grupo o retirarlo.

  2.  LIBROS DE TEXTO. Ha sido un error imponer los mismos libros de texto gratuito en todas las escuelas de todos los estados de todo el país. El gobierno quiere uniformar a todos con el mismo pensamiento, con las mismas teorías. Eso es suficiente para empobrecer la educación pues nadie garantiza que todos los textos sean correctos, los niños no son iguales y las regiones tampoco. Realmente deben desaparecer esos libros de texto oficiales y dejar que los profesores o escritores y pedagogos particulares generen nuevos textos, y cada escuela y cada profesor sea libre de elegir los de éste o los de aquél autor. Eso permitiría enriquecer la enseñanza. Pero la Reforma de EPN no dice absolutamente nada de este problema. Se han producido millones de libros que después se arrojan a la basura por estar errados.

  3. PLANES Y PROGRAMAS. La Reforma de EPN no da libertad a cada escuela para formular sus propios planes y programas de estudio. Todo lo debe dictar la Secretaría de Educación Pública y anula así toda iniciativa surgida en las aulas o en los profesores que están frente a grupo. Realmente debería estar prohibido que la SEP o cualquier otro organismo burocrático imponga planes y programas para todos desde sus flamantes escritorios y con empleados que están alejados de la actividad educativa.

  4. REGLAMENTACIONES ABSURDAS. Hoy en día, si un particular quiere abrir una escuela se enfrenta con muchas reglamentaciones oficiales que hacen imposible incrementar la oferta educativa. La reforma nada dice de esto, pero lo correcto es eliminar toda reglamentación a fin de incentivar que los particulares abran nuevas escuelas de todo tipo.

  5. SUPERVISIONES CORRUPTAS. El gobierno tiene todo un ejército de supervisores inútiles que son verdaderos extorsionadores contra las escuelas particulares. Amenazan con levantar multas o clausurar por cualquier detalle. La reforma educativa de EPN debería eliminar a todos estos supervisores, no son necesarios. Los padres de familia juegan un papel de supervisión más efectivo.

  6. BUROCRACIA INÚTIL. La SEP cuenta con miles de empleados que nunca han servido para crear un buen modelo educativo, pero son muy costosos. La reforma educativa debería incluir la desaparición de la Secretaría de Educación Pública y todos esos recursos podrían utilizarse de mejor manera. Todos esos empleados despedidos podrían ser beneficiosos pero ya desligados del sector público.

  7. MONOPOLIO EDUCATIVO. La Reforma de EPN nada dice de ese monopolio que siempre ha pretendido controlar la educación de los mexicanos y ha resultado en un verdadero fracaso. Es tiempo de hacer una separación de Estado y educación. Sacar las manos del gobierno del campo educativo puede quitar la camisa de fuerza que hoy padecen las escuelas. Ese monopolio educativo da razón de tantos conflictos, corrupción y violencia.

  8. DESCENTRALIZACIÓN FINANCIERA. Antes, todos los dineros se manejaba desde el centro del país, y se vio que no era bueno; luego se mandó el dinero a los gobiernos de cada Estado y se generó mucha corrupción. Es que los dineros no deben llegar ni a las escuelas, ni a los gobiernos. Si se quiere mantener un sistema de educación gratuita, los dineros se debe dirigir al alumno para que éste pague en la escuela de su preferencia. La escuela debe sentir que vive de lo que pagan los alumnos, no de los subsidios del gobierno. Es la forma correcta de lograr que las escuelas pongan al alumno en el centro de su atención. Para que los dineros lleguen al alumno se puede aplicar el sistema de voucher, es decir, cada mes el alumno recibe un voucher o cheque intransferible, que solo sirve para pagar la colegiatura en la escuela que elija libremente. Sigue siendo educación gratuita, solo que los subsidios se dirigen al estudiante, no a las escuelas. Esto es lo que ahora se aplica en los países que salen mejor evaluados.

  9. MANEJO PRIVADO DE LOS RECURSOS PÚBLICOS. Es un error que el presupuesto educativo se maneje en oficinas del gobierno. Todo el presupuesto educativo debe administrarse por medio de un banco privado. Este banco presentará información abierta y transparente disponible para todo público, en internet, de lo que le da a cada alumno. Nada de esto habla la Reforma educativa de EPN.

  10. AUTONOMIA ADMINISTRATIVA. Cada escuela debe adoptar el modelo de organización que decidan sus profesores. El gobierno no debe meter las manos. Los sueldos y salarios de los profesores y trabajadores de cada plantel deben ser decididos por los miembros de la escuela, no por el gobierno. Si por concepto de colegiaturas reciben mucho, pueden modificar sus sueldos sin necesidad de que el gobierno lo autorice.

  11. PROFESORES DUEÑOS. El viejo modelo de escuelas de gobierno ya es totalmente obsoleto. Los planteles se convierten en tierra de nadie y nadie los cuida, en poco tiempo se vuelven viejos y decrépitos. Deben ser vendidos a sus profesores. Pueden comprarlos con sus liquidaciones como trabajadores del Estado. Así, los inmuebles estarán en buenas condiciones y el gobierno no necesita erogar recursos para mantenimiento. Pero la Reforma de EPN nada dice al respecto.

  12. INGLÉS. La enseñanza del inglés debe considerarse prioritaria. Desde preescolar, primaria y secundaria debe incluirse en la currícula a fin de que los alumnos adquieran excelente dominio de esta lengua tan importante hoy en día. Para ello se debe impulsar la contratación en cada escuela de profesores nativos de habla inglesa.

  13. BACHILLERATO. La reforma de EPN nada dice respecto del nivel medio superior. Los CCH y prepas, vocacionales y otros deben desligarse de las universidades a fin de que los egresados de ese nivel compitan en igualdad, es decir, eliminar los pases directos.

  14. UNIVERSIDAD. La Reforma de EPN nada dice del sistema universitario, donde hacen falta grandes cambios pues no responde a las necesidades del país.

  15. BANCO DE LA EDUCACIÓN. Hace falta crear un sistema de financiamiento a fin de que todos los estudiantes universitarios sean sujetos de crédito para que cuenten con los recursos económicos necesarios y suficientes y puedan estudiar en México o en el extranjero, en universidades públicas o privadas. La idea es que ningún joven tenga el pretexto de no poder estudiar por falta de recursos. Claro que al final debe pagar su deuda en un plazo máximo de 20 años.

Estas son solo algunas de las razones para derogar la Reforma Educativa de EPN y se aportan 15 propuestas para construir una verdadera reforma educativa que responda a las necesidades de la población mexicana. Lo cierto es que no se puede seguir igual y se desperdician inútilmente los recursos.

• Educación / Capital humano

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus