MIÉRCOLES, 28 DE SEPTIEMBRE DE 2016
Depreciación, puntos importantes (III)

¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Ricardo Valenzuela
• Mexicanos, ustedes no merecen ser libres

Arturo Damm
• Capitalismos

Isaac Katz
• Viejos pobres (I)

Arturo Damm
• Contubernio entre poderes

Víctor Hugo Becerra
• México: País de esclavos

Arturo Damm
• Los dos poderes

Manuel Suárez Mier
• Hacia la elección de 2020 en EU


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Hasta el momento la depreciación, que ha sido considerable, no se ha traducido en un menor crecimiento de la economía, y la inflación hoy es menor que la inflación del inicio del sexenio.”


La fuerte depreciación del peso frente al dólar (51.6 por ciento en lo que va del sexenio y 13.3 por ciento en lo que va del año) no ha generado una crisis cambiaria, si por tal entendemos, como lo apunté en el último Pesos y Contrapesos, un conjunto de consecuencias negativas sobre otras variables importantes, como lo son las que sirven para “tomarle el pulso a la economía”, como lo son la producción de bienes y servicios, con la que se mide el crecimiento económico, y la inflación, con la que se mide la pérdida del poder adquisitivo del dinero. ¿Cuál ha sido el comportamiento de estas variables a lo largo del sexenio?

Comienzo por la producción de bienes y servicios, el Producto Interno Bruto, PIB, que en 2013, 2014 y 2015 creció, respectivamente, 1.4, 2.2 y 2.5 por ciento, crecimiento bajo, pero cada vez mayor, lo cual apuntó en la dirección correcta. Durante los dos primeros trimestre de este 2016, en términos anuales, el PIB creció 2.4 y 2.5 por ciento, manteniendo el crecimiento que ya había registrado en 2015. Hasta el momento la depreciación, que ha sido considerable, no se ha traducido en un menor crecimiento de la economía, que se ha mantenido ligeramente por arriba del promedio de los últimos 33 años: 2.3 por ciento, y sumando dos años, 2014 y 2015, con un crecimiento cada vez mayor.

Continúo con la inflación, que en 2013, 2014 y 2015 resultó, respectivamente, del 3.97, 4.08 y 2.13 por ciento. Entre enero y agosto de este año la inflación anual ha sido: 2.61, 2.87, 2.60, 2.54, 2.60, 2.54, 2 65 y 2.73 por ciento. Si bien es cierto que sumamos dos meses con inflación cada vez mayor, la inflación hoy es menor que la inflación del inicio del sexenio.

Hasta hoy la depreciación del peso frente al dólar no ha ocasionado una crisis cambiaria, es decir, un impacto negativo sobre el crecimiento y la inflación, lo cual es positivo. ¿A qué se debe?

Continuará.

• Problemas económicos de México • Tipo de cambio

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus