JUEVES, 6 DE OCTUBRE DE 2016
La economía en el proyecto de Constitución (IV)

La decisión de López Obrador de liberar al hijo del "Chapo" Guzmán recién capturado fue...
Un acierto
Un error
No sé



El punto sobre la i
“La barrera infranqueable del ejercicio de los derechos de cada cual deben ser los derechos de los demás, que nos imponen el deber de respetarlos, deber que debemos asumir libremente. El que no todos estén dispuestos a asumirlo es la razón de ser del Estado.”
Félix de Jesús


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• La notoria Greta

Arturo Damm
• Desconfianzas

Luis Pazos
• Ejército: caudillista o constitucional

Arturo Damm
• Inversiones, mal

Ricardo Valenzuela
• Coup d’etat financiero mundial (II)

Arturo Damm
• Desconfianza empresarial

Isaac Katz
• ¿Y ahora?


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Las actividades de los agentes económicos antes que otra cosa, por ser acción humana, son derechos: a la libertad individual y a la propiedad privada.”


En los últimos Pesos y Contrapesos comenté lo dicho en el artículo 15 del Proyecto de Constitución Política para la Ciudad de México, PCPCM, con relación al derecho a una economía cuyo objetivo sea, principalmente, la redistribución del ingreso y la justicia social, siendo que ésta se pretende lograr por medio de aquélla. En lo que sigue quiero comentar lo dicho en el artículo 22, cuyo nombre es Bienestar social y economía distributiva (debería decir, porque sí hay una diferencia esencial entre distribuir y redistribuir, redistributiva, y a lo que se refiere es a la redistribución del ingreso no a su distribución), artículo que contiene, como sucede con el 15 ya comentado, una buena cantidad de despropósitos.

Leemos, en el inciso 5 del artículo 22, que “esta Constitución reconoce a la actividad económica como un bien de interés público que debe ser tutelado”, lo cual resulta increíble, de entrada, por la siguiente razón: las actividades de los agentes económicos (trabajar, invertir, emprender, producir, distribuir, ofrecer, vender, demandar, comprar, consumir, ahorrar, atesorar, etc.) antes que otra cosa, por ser acción humana, son derechos: a la libertad individual (para producir, ofrecer y vender, para demandar, comprar y consumir) y a la propiedad privada (sobre el producto del trabajo: primero ingresos, luego bienes y servicios obtenidos con el gasto de esos ingresos), y esos derechos deben ser plenamente reconocidos, puntualmente definidos y jurídicamente garantizados. Entre derechos individuales y bienes de interés público hay diferencias esenciales, y definir arbitrariamente a los primeros como si fueran lo segundo es un grave error, de entrada porque a los segundos hay que tutelarlos, y ello supone una de dos, o las dos: proteger y guiar, estando la amenaza en lo segundo: en el guiar, lo cual abre la posibilidad a la planificación gubernamental de la actividad económica de los particulares, todo ello acorde con el artículo 25 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos: “El Estado paneará, conducirá, coordinará y orientará la actividad económica nacional”, ¡todo un despropósito!

Continuará.

• Cultura económica • Demagogia • Distrito Federal / CDMX • Derecho y economía

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus