VIERNES, 25 DE NOVIEMBRE DE 2016
Proyecto de nación, ¡cuidado!

¿Usted considera que la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia es un golpe de estado?
No
No sé



El punto sobre la i
“El socialismo es moralmente incorrecto, políticamente autoritario y económicamente imposible.”
Enrique Ghersi


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• EU, ¿país poco competitivo?

Arturo Damm
• Nueva baja en la tasa de interés

Luis Pazos
• Y el "Principio de no intervención"

Arturo Damm
• Pragmatismo

Ricardo Valenzuela
• El Estado ha iniciado su putrefacción

Arturo Damm
• ¿Desconfianza = desilusión?

Isaac Katz
• Protección de los derechos de propiedad


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“El proyecto alternativo de nación de AMLO resultaría en una grave amenaza para la libertad individual, como sucede con cualquier proyecto de nación.”


Hace unos días, en el marco del Segundo Congreso Nacional Extraordinario de Morena, López Obrador presentó los Lineamientos Básicos del Proyecto Alternativo de Nación, integrado por 50 propuestas de gobierno, con las cuales pretende, de conseguir la Presidencia de la República, “construir, aquí, en la tierra, el reino de la justicia y de la fraternidad". López Obrador ambiciona llevar a la práctica un proyecto alternativo de nación, SU proyecto de nación, lo cual resultaría en una grave amenaza para la libertad individual, como sucede con cualquier proyecto de nación.

Lo que necesitamos no es un proyecto de nación, al cual todos deban sumarse voluntariamente o ser sumados por la fuerza, sino una nación en la cual cada quien, respetando los derechos de los demás, y sin ningún privilegio otorgado por el gobierno, pueda sacar adelante sus proyectos, que integran uno solo: su proyecto de vida. Como lo señala Adam Smith, en La Riqueza de las Naciones, refiriéndose al estado de perfecta libertad: “Cada hombre, siempre y cuando no viole las leyes de la justicia, es dejado perfectamente libre para perseguir su propio interés a su manera”. Dicho de otra manera: respetando los derechos de los demás, es decir, actuado con justicia, haz lo que te dé la gana.

El único proyecto de nación compatible con el respeto a la vida, la libertad individual y la propiedad privada o, dicho de otra manera, la única máxima que todos deben obedecer, y que debe imponerse por la fuerza, es la ya dicha: respetando los derechos de los demás, actuado con justicia, haz lo que te dé la gana. Cualquier otro proyecto de nación supone, en mayor o menor medida, de una u otra manera, que el gobernante en turno, cuyo proyecto impone a toda la nación, impone su voluntad a todos los ciudadanos.

¡Cuidado, sobre todo cuando lo que se prenden con ese tipo de proyecto es construir, aquí en la tierra, el reino de la justicia y de la fraternidad! ¿Así o más mesiánico?

• Populismo • Liberalismo

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus